Destete en mamás vegetarianas: Pros y contras

Destete en mamás vegetarianas: Pros y contras

Dieta vegetariana y destete, ¿es compatible? Éstas son las pautas básicas, los pros y los contras del destete en mamás vegetarianas.

por en Alimentación Bebés, Lactancia y destete, Mamá, Consejos Bebés
Ultimo aggiornamento:

    La dieta vegetariana, tal y como constatan numerosos estudios, reporta interesantes beneficios para la salud. Una dieta que se basa, principalmente, en evitar el consumo de productos cárnicos y derivados. Cuando los padres siguen una dieta vegetariana, y optan por educar a sus hijos en la misma filosofía, la lógica pregunta es cómo adaptar este tipo de alimentación a la etapa del destete. Vamos a ver, a continuación, algunas cuestiones básicas sobre el destete en mamás vegetarianas, así como los pros y contras.

    Entre el cuarto y el sexto mes puede empezarse con el destete, vegetariano o clásico. Es el momento en el que se empieza a abandonar la leche como el único alimento del bebé, y se incluyen en su dieta nuevos sabores y texturas. Hay que empezar con fruta, fresca o cocida, desmenuzada o triturada para dar el bebé. Las dos primeras frutas más recomendables para introducir en su dieta son la manzana y pera.

    Al siguiente mes podemos introducir las verduras, con la sustitución de una de las tomas de leche por caldo de verduras, elaborado con zanahorias, calabacín y patatas. Después de las primeras pruebas, el caldo de verduras se puede enriquecer, a partir del sexto mes, con nuevos sabores, como un chorrito de aceite de oliva, rico en ácidos grasos, o un poco de queso bajo en grasa y derretido con la cuchara.

    A partir del séptimo mes, en el destete tradicional lo más probable es que los niños ya hayan probado la carne. En el caso de una alimentación vegetariana es el momento de introducir las leguminosas y cereales.

    En particular, se introducen en el caldo lentejas rojas peladas y harina de sémola. Para un aperitivo, el bebé puede tomar sus primeras galletas y fruta soluble, para alternar la leche.

    A partir del octavo mes, sería el momento de probar la carne fresca, si bien, en el destete vegetariano es el turno de los nuevos cereales y legumbres, algas y vegetales. Entre los nuevos sabores que se ofrecen a los pequeños están los guisantes, el mijo, las semillas de lino y de sésamo, algas kombu, perfectas para ser disuelto en el caldo para asegurar una buena proteína.

    Entre los nueve y los diez meses, el caldo se hace más denso y sabroso, con la introducción de la pasta o de otros cereales, como el arroz y el maíz, por ejemplo. También se puede disfrutar de los primeros quesos frescos y ampliar la lista de verduras y frutas, como los tomates o los espárragos.

    Las ventajas que reporta la dieta vegetariana en los niños serían las mismas que para la dieta vegetariana elegida por los adultos, si bien hay que hacer una advertencia, y es que no hay que olvidar que el destete se produce en la plenitud del desarrollo del bebé por lo que deben tomar todos los nutrientes para una completa y equilibrada alimentación. Por ello, siempre hay que consultar al pediatra sobre la dieta del bebé, tanto en el destete tradicional como en el vegetariano, y no tomar decisiones por cuenta propia.

    También te puede interesar: Destete: 10 buenas razones para preparar las primeras papillas en casa y Embarazo y dieta vegetariana: ¿es compatible?

    675

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación BebésLactancia y desteteMamáConsejos Bebés Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares