Dialogar en familia: Consejos para conversar en familia

Dialogar en familia es fomentar una relación de confianza y seguridad entre padres e hijos. Descubre cómo fomentar la buena comunicación.

por , il

    Dialogar en familia: Consejos para conversar en familia

    Es importante dialogar en familia porque la comunicación es una herramienta clave en la relación entre padres e hijos. Fomentar el diálogo en la familia es clave para estrechar lazos y forjar una relación con los hijos basada en la confianza y la seguridad.

    Las oportunidades para conversar en familia quedan, en ocasiones, relegadas a un segundo plano por la falta de tiempo, las preocupaciones del día a día o el cansancio al final de la jornada. Por ello es fundamental recordar la importancia del diálogo en la familia como parte de la educación en valores de los hijos. Toma nota de estos consejos para mejorar la comunicación en familia, una habilidad que se aprende y cultiva día a día.

    ¿Por qué es importante el diálogo en la familia?

    Una buena comunicación en el seno de la familia contribuye a saber lo que piensan los hijos y a transmitirles que pueden confiar y contar con los padres. El diálogo estimula confianza mutua.

    Un diálogo abierto y directo mejora el clima familiar y favorece la resolución positiva de conflictos familiares. La comunicación fluida es, sin duda, la mejor herramienta para que desde la infancia aprendamos a relacionarnos con nuestro entorno.

    Cómo mejorar el diálogo en la familia

    consejos dialogar padres e hijos 48x48
    • Encontrar el momento y el lugar adecuado para iniciar una conversación permite crear un ambiente positivo y de confianza. Hablar de lo que les interesa, preocupa o emociona es tan importante como hacerlo de temas transcendentales.
    • No hay que forzar las conversaciones, pero sí hacerles saber que pueden recurrir a nosotros cuando lo necesitan o quieran.
    • Escuchar y mostrar interés por lo que dicen los hijos, sin interrumpir cuando hablan.
    • Tener paciencia, sobre todo cuando se trata de dialogar o negociar con los hijos adolescentes.
    • Aconsejar, no prejuzgar o intentar imponer opiniones.
    • Pensar en la situación desde el lugar del otro (empatía).
    • Hacerles partícipes de las decisiones que se adoptan en la familia.
    • Aprovechar los momentos en que padres e hijos están juntos para conversar, por ejemplo, durante las comidas o cenas en familia, a la hora de ir a dormir o en actividades donde participen todos los miembros de la familia.
    • Hablar de todo con los hijos sin tabús, por ejemplo, al hablar de sexualidad con los niños, hacerlo abiertamente es la mejor manera de que estén bien informados.
    • Preguntar a los hijos su opinión sobre temas de actualidad.
    • Conocer las inquietudes de tus hijos (aficiones, música, series favoritas, amigos…).
    • Una buena comunicación enseña a padres e hijos que las ideas, pensamientos o sentimientos de cada son igual de importantes, estimulando su expresión.

    También te puede interesar: Consejos para desarrollar la inteligencia de los hijos y descubre cuándo y cómo pedir disculpas a los hijos.