Navidad 2016

Dieta infantil: Recetas y trucos para mejorar su apetito

Dieta infantil: Recetas y trucos para mejorar su apetito

Dieta infantil: Recetas y trucos para mejorar su apetito. Cuidar la alimentación y comer de todo es un hábito que debemos inculcar desde la infancia, ya que de ello dependerá en gran medida nuestra salud. Pero, ¿qué hacer para que los niños coman de todo y no pierdan el interés por la comida? Algunos sencillos trucos, y unas recetas de fácil preparación, ayudan a la hora de planificar una dieta sana y variada para los más pequeños de la casa.

por en Desarrollo y crecimiento del bebé, Mamá, Recetas bebés y niños, alimentación sana, Consejos Bebés
Última actualización:

    comidas niños

    ¿Cómo mejorar el apetito de los más pequeños? Con una serie de recetas y trucos podemos animar la dieta infantil. Alimentar bien a los más pequeños es una de las principales preocupaciones de los padres. Comer bien debe formar parte de la educación y formación desde la infancia, ya que no podemos olvidar que la alimentación juega un papel decisivo en la salud, y especialmente a medida que nos hacemos mayores. Una buena educación dietética y nutricional en la infancia es la mejor garantía de una salud de hierro a medida que crecemos.


    Un buen número de dolencias y patologías están favorecidas, cuando no provocadas, por unos hábitos alimenticios inadecuados (comer en exceso, saltarse las comidas, abusar de los alimentos ricos en grasas o azúcares, entre otros), hábitos incorrectos que se suelen adquirir en la infancia. Así, por ejemplo, una alimentación incorrecta o carente de los nutrientes esenciales puede tener un papel decisivo en la aparición de la obesidad, hipertensión, artrosis, colesterol, arteriosclerosis y enfermedad coronarias.


    Es una de las preguntas que más a menudo se hacen los padres: ¿Por qué comen mal los niños? A partir de los dos años la mayoría de los niños pierde el interés por la comida y en cuanto mitigan la sensación de hambre ya no quieren comer más, sobre todo si el niño es activo e intranquilo. ¿Qué podemos hacer para que no pierda el interés por la comida?

    Entre otros consejos a tener en cuenta:

    • La comida debe ser un momento agradable y relajado.
    • No tratar de sobrealimentar al niño ni de dar una importancia excesiva a la comida. Comer es un acto tan necesario como natural, y por tanto debe ser realizado con naturalidad.
    • Es importante que la dieta sea variada y los platos coloridos, para que se acostumbre a comer de todo.
    • No prolongar las comidas en exceso ni cambiar el menú por exigencias del niño.
    • Si no termina su ración, incluso después de juegos y distracciones, hay que tratar de evitar enfado o disgusto, retirar el plato y esperar a que coma en la próxima comida.
    • No regañar al niño, ni premiar o hacer comparaciones con sus hermanos, ya que esto supondría situar la comida en primer lugar en su escala de valores y ello podría desembocar en una relación incorrecta con la comida.


    Hay que aprovechar que algunos alimentos son mejor aceptados por los niños para componer su dieta, la cual debe ser variada y equilibrada.

    Algunos sencillos trucos también funcionan. Así, por ejemplo, los niños suelen ser reacios a la fruta, ya que les cuesta comerla y, sobre todo, pelarla. Apuesta por las macedonias.

    La pasta, por ejemplo, es un alimento que también es muy aceptado por los niños. Una receta que podemos enriquecer acompañándola de carne (contenido proteico). La tortilla francesa, además de su fácil preparación, es apreciada por las proteínas de la clara de huevo.

    Prueba con unas albóndigas con arroz, plato energético, con alto contenido en proteínas e hidratos de carbono. La carne picada en forma de albóndigas es más fácil de digerir para los niños.

    La ensaladilla rusa (patata, zanahorias, maíz, guisantes, judías verdes…) aporta fibra y vitaminas. Y otra receta que no puede faltar en la dieta de los más pequeños, las lentejas guisadas, por su alto contenido en hierro. Las legumbres en general tienen grandes cualidades como alimento. Poseen un alto contenido en proteínas y fibra y son muy adecuadas en edad de crecimiento.

    Tampoco puede faltar el puré de verduras, un plato que además es el primero que se incorpora a la dieta de un niño cuando dejar de tomar solo leche. Con carne, pescado o huevo mejora su contenido proteico.

    856

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Desarrollo y crecimiento del bebéMamáRecetas bebés y niñosalimentación sanaConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares