Navidad 2016

Diferentes tipos de lloros del recién nacido

Diferentes tipos de lloros del recién nacido

De entrada, el bebé llora porque es su manera de comunicarse. No todos los lloros son iguales, pero ¿cómo identificar los distintos llantos?

    Diferentes tipos de lloros del recién nacido

    El llanto es el lenguaje del bebé, a través del que transmiten cómo se sienten y cuáles son sus necesidades. Esto hace que el llanto del bebé puede ser de diferentes tipos. ¿Por qué llora el bebé? Es la pregunta más frecuente que se hacen los padres, sobre todo los primerizos, cuando escuchan el llanto del más pequeño. Según los pediatras, podemos diferenciar entre 6 tipos de llanto. Así, el bebé llora cuando tiene hambre, fatiga, molestias, dolor, deseos de atención o para desahogarse. Tipos de llanto que está constatado que las madres aprenden a reconocer en las primeras semanas de vida del recién nacido.

    Fácil de reconocer porque cuando el bebé tiene hambre lo hará saber con un llanto en forma de lamento y que únicamente cesara al tomarlo en brazos, un sencillo gesto que reconocerá como la antesala de la hora de tomar el biberón o de darle el pecho.

    Un llanto quejoso, más fuerte por momentos, es la manera de hacernos saber que está cansado o que el ambiente que le rodea le resulta molesto, por exceso de ruido o de luz. Cuando el bebé está cansado también suele llevarse el pulgar a la boca o trata de encontrar la postura, por lo que puede moverse mucho en la cuna.

    Un llanto similar a un grito agudo seguido de una pausa de unos segundos y de nuevo un llanto angustioso.

    Si el bebé llora, es que algo le pasa, es decir, que siente dolor y nos lo hace saber. En estos casos, el llanto no cesa cuando lo tomas en brazos.

    Puede sentirse molesto después de tomar el biberón. En estos casos, el llanto será suave y se interrumpirá en el momento en que lo tomes en brazos o le hagas expulsar el aire.

    El llanto del bebé cuando reclama atención es similar a una súplica, combinado con gestos como sonrisas o intentos de vocalización para captar la mirada de su mamá o papá. En estos casos, será fácil que deje de llorar, tan sencillo como prestarle un poco de atención y dedicarle unos minutos de mimos.

    Es un llanto común a última hora del día cuando el bebé está cansado. Es como un lloriqueo, similar al utilizado cuando reclama atención, pero también puede ser más intenso. Es un llanto normal que se soluciona con un baño relajante y una toma o biberón para ir a dormir.

    También te puede interesar: El bebé llora siempre en la guardería: Consejos para los padres y Llanto del bebé: cólico de gases.

    613

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares