Donación del cordón umbilical: Procedimientos e información útil

Donación del cordón umbilical: Procedimientos e información útil

¿Sabías que el cordón umbilical contiene células madre que pueden salvar vidas? Toma nota de lo que necesitas saber si estás pensando en ser donante.

por en Embarazo, Mamá, Parto y posparto, Consejos Bebés
Ultimo aggiornamento:

    Hoy en día el cordón umbilical y la sangre que contiene se sabe que son muy valiosas para el tratamiento de enfermedades de la sangre (leucemia y otras patologías), tanto en niños como en adultos, gracias a su contenido en las llamadas células madre sanguíneas, capaces de renovar todas las células de la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) y, por tanto, idóneas para ser trasplantadas en casos de pacientes con enfermedades de médula ósea. La donación del cordón umbilical y de sangre, además de ser voluntaria, anónima y altruista, no entraña ningún riesgo para la madre ni para el recién nacido.

    La sangre de cordón umbilical donada se custodia en los bancos de sangre especializados, contando con 7 bancos públicos de sangre de cordón umbilical en nuestro país, y formando parte del Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo), encargado de las búsquedas de donantes de médula y de unidades de sangre de cordón. La Organización Nacional de Trasplantes coordina en colaboración con el Redmo y con los bancos de sangre de cordón la obtención y distribución, A través de la Organización Nacional de Trasplantes podemos conocer las maternidades autorizadas para realizar la donación.

    Cuando el cordón donado no reúne las condiciones óptimas para ser utilizado en un trasplante, no se desecha, ya que puede ser utilizado para proyectos de investigación de otras patologías como el Parkinson o la diabetes.

    ¿Todas las madres pueden ser donantes? Al igual que a la hora de donar sangre hay que cumplir una serie de requisitos (no pesar menos de 50 kilos o no tener problemas de hipertensión, entre otros), no todas las futuras mamás son candidatas idóneas para la donación.

    En principio, puede ser donante de sangre cualquier embarazada sana mayor de 18 años, con un embarazo normal y un parto sin complicaciones.

    Se puede ser donante cuando no se padezca, ni haya antecedentes familiares, de enfermedades potencialmente transmisibles. También hay que constatar que el bebé no haya tenido ninguna patología seria en los primeros meses de vida. Quedan excluidas las madres que sean portadas del virus VIH o del virus de la hepatitis (B o C). Ante cualquier duda, consulta a tu ginecólogo.

    También te puede interesar: ¿Las radiografías durante el embarazo son peligrosas? y descubre todo sobre el Banco de leche materna para bebés prematuros.

    528

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáParto y pospartoConsejos Bebés Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares