Navidad 2016

Ejercicio en el agua para embarazadas: Beneficios

Ejercicio en el agua para embarazadas: Beneficios

Ejercicio en el agua para embarazadas: Beneficios. Controlar el aumento de peso, prevenir la diabetes gestacional y evitar las cesáreas son algunos de los beneficios que reporta practicar ejercicio en el agua durante el periodo de gestación.

por en Embarazo, Mamá, Consejos Bebés, Estoy embarazada
Última actualización:

    ejercicio en el agua embarazo

    Controlar el aumento de peso, evitar la diabetes gestacional y mejorar la calidad del sueño son algunos de los beneficios que reporta la práctica de ejercicio en el agua a las mujeres embarazadas. Hay más. Los vemos a continuación.


    Cuidarse en el embarazo es fundamental, tanto por la salud de la madre como del futuro bebé. Vigilar la alimentación, adecuándola a las nuevas necesidades nutricionales, y realizar ejercicio físico moderado son dos premisas básicas para mejorar el bienestar durante una de las etapas más importantes en la vida de la mujer. Y en cuanto al ejercicio físico, los expertos coinciden en subrayar los beneficios que reporta hacerlo en el agua. De hecho, un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada ha constatado que, entre otros, ayuda a evitar el aumento de peso, previene la diabetes gestacional y ayuda a reducir el número de cesáreas, favoreciendo el parto natural.

    A esto que sumarle que, el ejercicio en el medio acuático durante el embarazo, ayuda a controlar el peso del bebé (evita que al nacer supere los 4 kilos), prolonga la lactancia materna, mejora la calidad del sueño y reduce las posibilidades padecer episodios de depresión postparto.


    La natación, de por sí, es uno de los deportes más completos. El objetivo de los ejercicios a realizar en el agua, en el caso de la mujer embarazada, es trabajar los músculos, ligamentos y tendones que intervienen en el parto.

    Ejercicios encaminados a fortalecer el suelo pélvico y la músculatura, los cuales se pueden combinar con ejercicios cardiovasculares de técnica de natación para mantener la forma física. Al mismo tiempo, este ejercicio ayuda a la mujer a mantenerse más ágil, en mejor forma y más motivadas para vivir con más plenitud el embarazo.

    El ejercicio en el agua incluye, entre sus efectos beneficiosos, el ayudar a dormir mejor, precisamente una de las molestias más comunes durante el embarazo. Al mejorar la calidad del sueño, también se mejora el estado de ánimo y se evita la fatiga, típica del periodo de gestación. Es aconsejable realizar ejercicio al menos 3 veces a la semana, y en torno a una hora cuando se realiza en el agua. El ejercicio siempre debe ser moderado y adaptado a la condición física de la mujer embarazada. No hay que sobreesforzarse ni cumplir a rajatabla el tiempo, por lo que si nos sentimos fatigadas, lo mejor es dejarlo y descansar.

    También te puede interesar: Los mejores ejercicios para embarazadas y Pilates para embarazadas: una preparación al parto excelente.

    597

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáConsejos BebésEstoy embarazada

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares