Navidad 2016

Ejercicios de lenguaje: aprender a pronunciar la r fuerte

Ejercicios de lenguaje: aprender a pronunciar la r fuerte

Es uno de los fonemas, la r fuerte, más complicados de aprender, por lo que no está de más poner en práctica algunos sencillos ejercicios.

por en Actividades para niños, Mamá, consejos niños
Última actualización:
    Ejercicios de lenguaje: aprender a pronunciar la r fuerte

    El fonema r fuerte (consonante alveolar que se pronuncia haciendo vibrar la punta de la lengua contra el paladar) es uno de los más complicados de aprender a pronunciar. A partir las primeras palabras, de manera natural el niño va adquiriendo habilidades para pronunciar sonidos y fonemas.

    Si a partir de una determinada edad, entre los 5 ó 6 años, sigue teniendo dificultad para pronunciar fonemas como la r fuerte, puede que estemos ante lo que se conoce como rotacismo. Puede deberse a factores anatómicos (frenillo sublingual o hendidura del paladar, por ejemplo) o simplemente a que los padres, ya que los niños aprenden a hablar por imitación, también tengan algún problema para pronunciar este fonema correctamente. De hecho, en la mayoría de los casos el motivo es la incorrecta colocación de la lengua y que no se expulsa el aire cuando se debiera. Hay que señalar que, en el caso de los niños más pequeños, el uso continuado del chupete puede hacer que tengan más dificultades para aprender determinados fonemas, como la r fuerte.

    Vamos a ver, a continuación, algunos sencillos ejercicios para aprender a pronunciar la r fuerte. Los trabalenguas también pueden ser una divertida opción. Es importante señalar que no hay que forzar u obligar al niño a realizarlos, sino que debe verlos como un juego con el que aprender cosas nuevas.

    La pronunciación de la r fuerte implica expulsar aire.

    En este caso, podemos realizar unos sencillos ejercicios que consisten en que los niños inflen globos o soplen molinillos, por ejemplo. Otra opción es colocar trozos de papel sobre una mesa y que, tras inhalar, soplen con fuerza para dispersarlos.

    Las praxias son ejercicios pensados para aprender a coordinar los labios, lengua, dientes, paladar y mejilla para pronunciar correctamente la r fuerte. Ejercicios como hacer la moto, imitar el ruido del teléfono, realizar chasquidos con la lengua. Un ejercicio sencillo para aprender a colocar la lengua es mover la punta hacia los cuatro lados de la boca (arriba, abajo, derecha e izquierda). Pasar la lengua por los dientes superiores por delante y los inferiores por detrás; colocar la punta de la lengua en ambos lados de los labios; colocar la punta de la lengua en las muelas inferiores de la derecha e izquierda.

    Repetir palabras con r haciendo resaltar el sonido (por ejemplo: saltar, saltarr, saltarrr…). Alternar con palabras que contengan r simple y r fuerte (por ejemplo, atar, atarr, atarrr…), y separar las silabas con r (por ejemplo: tar-ta, tarr-ta, tarrr-ta). Repetir otras palabras con la misma posición del fonema (saltar, sentir, cantar…). Repetir frases (María tiene un canario amarillo que come peras maduras).

    Para pronunciar la r fuerte hay que colocar la punta de la lengua justo detrás de los dientes superiores, ligeramente separados de los inferiores. Una vez en posición, expulsar el aire por encima de la lengua.

    También te puede interesar: Trabalenguas infantiles con la R: Los más divertidos y descubre las divertidas adivinanzas y acertijos educativos para niños.

    632

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Actividades para niñosMamáconsejos niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares