Navidad 2016

Embarazo de gemelos mes a mes: ¿Qué sucede?

Embarazo de gemelos mes a mes: ¿Qué sucede?

Embarazo de gemelos mes a mes: ¿Qué sucede? El aumento de peso por encima de la media desde los primeros meses es una de las señales más evidentes de que podemos estar esperando gemelos, un embarazo múltiple que requiere mayores cuidados y revisiones médicas.

por en Embarazo, Embarazo De Riesgo, Mamá, Síntomas Del Embarazo, Consejos Bebés, Estoy embarazada, peso embarazo
Última actualización:

    embarazo gemelos

    Descubrir que estás embarazada de gemelos puede ser toda una sorpresa. ¿Qué sucede durante el embarazo? Mes a mes nuestro cuerpo delata los cambios del periodo de gestación, con algunas particularidades, porque en este caso la ilusión de ser padres se multiplica por dos.


    Gracias a las nuevas técnicas y pruebas –ecografía, por ejemplo- lo normal es descubrir que estás esperando gemelos en el primer trimestre. Sin duda, toda una sorpresa, aunque no en todos los casos, porque por ejemplo los embarazos múltiples suelen ser comunes en la mujer tras someterse a un tratamiento de fertilidad (fecundación in vitro). La ecografía es la prueba más fiable para confirmar un embarazo gemelar a partir de la sexta semana de embarazo.


    Como hemos señalado, el aumento de volumen es una de las consecuencias directas del embarazo de gemelos, tanto por el agrandamiento del útero como el aumento del flujo sanguíneo. Esto forma parte natural del proceso de gestación, si bien en el caso de los gemelos los síntomas pueden ser más evidentes, como un aumento de peso mayor de lo habitual durante los tres primeros meses del embarazo (para calcular el peso, tabla del embarazo).

    Al final del primer trimestre, en torno a la semana 12 de gestación, la futura mamá puede haber ganado hasta 5 kilos de peso. Al término del embarazo el aumento de peso en un embarazo de gemelos se sitúa entre los 17 y los 20 kilos, por encima de los 8-13 kilos de ganancia habitual en un embarazo de un solo bebé. Lógicamente, un embarazo de gemelos también implica un mayor esfuerzo físico para la madre.

    Otros síntomas del embarazo que, en el caso de gemelos, se pueden adelantar son las náuseas, el picor de la piel –la piel comienza a estirarse desde prácticamente el segundo mes de embarazo-, acidez estomacal –producida por la mayor presión sobre el estómago-, falta de apetito o problemas digestivos.

    Especialmente en el último trimestre del embarazo, la futura madre puede encontrar mayores dificultades para moverse, estar tumbada o levantarse.

    Esto puede interferir en el descanso, lo que a su vez también se pude traducir en un mayor cansancio. Durante el embarazo la mujer puede ser más vulnerable a padecer algunas dolencias como las varices en las piernas. El embarazo de gemelos o mellizos multiplica los riesgos tanto de varices como de edemas.

    El parto prematuro también es más frecuente en el caso de embarazo gemelar o múltiple. Por eso, es importante adelantar las clases preparatorias al parto. La mayoría de los gemelos nacen a partir de la semana 37, aunque el riesgo de parto prematuro puede empezar antes, en la semana 24, cuando los gemelos ya han ganado una media de tres kilos de peso entre los dos.

    Durante el último trimestre de embarazo es muy posible que la madre tenga que ir a consulta todas las semanas.


    Entre los consejos para hacer más llevadero el embarazo y para reforzar los cuidados se incluyen:

    • Cuidar la hidratación. El embarazo de gemelos obliga a aumentar la ingesta de agua. Es aconsejable beber líquidos, a ser posible, cada hora. De esta manera se reduce el riesgo de gestosis y de presión arterial elevada.
    • Cuidar la alimentación es fundamental, tratando de incluir mayor cantidad de frutas y verduras, lácteos y cereales integrales (ayudan, entre otros, a evitar el estreñimiento). En ningún caso durante el embarazo debes ponerte a dieta. No se trata tampoco de comer por dos o por tres, sino de seguir una dieta equilibrada y ajustada a las necesidades del periodo de gestación. En algunos casos el médico puede recomendar la toma de suplementos nutricionales para evitar carencias.
    • Al soportar más peso, nuestro cuerpo nos pide más horas de descanso. Hay que evitar realizar sobreesfuerzos y las situaciones de estrés o ansiedad, sobre todo a partir del séptimo mes de embarazo (mayor riesgo de parto prematuro).

    1078

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoEmbarazo De RiesgoMamáSíntomas Del EmbarazoConsejos BebésEstoy embarazadapeso embarazo

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares