Embarazo: ¿Qué vitaminas debo tomar?

Toma nota de las vitaminas que no pueden faltar en la dieta para un embarazo saludable.

por , il

    Embarazo: ¿Qué vitaminas debo tomar?

    Las vitaminas son esenciales durante el embarazo, uno de los nutrientes que juega un papel fundamental en la salud de la madre y en el desarrollo del futuro bebé. Pero, ¿qué vitaminas tomar durante el embarazo?, ¿en qué alimentos se encuentran las vitaminas esenciales?

    Siguiendo una dieta sana y equilibrada el aporte básico de nutrientes está asegurado, pero en determinadas etapas, como el embarazo, puede ser necesario aumentar la ingesta de algún nutriente para evitar carencias. Hay que consultar siempre al médico para establecer las pautas más adecuadas.

    Funciones de las vitaminas en el embarazo

    Durante el periodo de gestación no se trata de comer por dos, sino de adaptar la dieta a las necesidades energéticas y a los cambios que va a experimentar el cuerpo. Una dieta pobre en vitaminas puede poner en riesgo la salud de la madre y la del futuro bebé, siendo importante aumentar la cantidad de hierro, yodo y ácido fólico. También son fundamentales el calcio, el zinc y las vitaminas A, C y D.

    Vitaminas que debe tomar una embarazada

    • Vitamina A: Beneficiosa para la piel, para la salud visual, para las uñas y el cabello. La podemos encontrar en la leche, el pescado, las verduras de hojas verdes y las hortalizas de color naranja (zanahorias) y en la yema de huevo.
    • Vitamina B1: Favorece la digestión y evita los problemas intestinales. La podemos encontrar en los cereales integrales, legumbres, frutos secos (nueces).
    • Vitamina B2: Buena para la salud de la piel y de los ojos. La encontramos en los cereales integrales, verduras, huevos y leche.
    • Vitamina B3: Entre otros beneficios, previene los problemas de encías. Está presente en los cereales integrales, pescado, verduras y cacahuetes.
    • Vitamina B12: Fundamental para la correcta formación del sistema nervioso del futuro bebé. Está presente en el germen de trigo, leche, soja, cereales integrales y pescado.
    • Ácido fólico: El ácido fólico es fundamental para prevenir problemas como la espina bífida. Lo encontramos en las nueces o en las verduras de hojas (crudas).
    • Vitamina C: Esencial para el desarrollo óseo del futuro bebé y para la salud dental. Mejora la absorción de hierro, reduciendo los riesgos de padecer un déficit de este mineral –anemia ferropénica- durante el embarazo. Frutas y verduras como los cítricos, fresas, pimiento o brócoli son ricos en vitamina C.
    • Vitamina D: Favorece la absorción del calcio y fortalece los huesos. La leche enriquecida, los huevos o la mantequilla son ricos en vitamina D.
    • Vitamina E: Además de mejorar el tono muscular, la vitamina E refuerza la fertilidad. La encontramos en los aceites vegetales, los frutos secos, las verduras de hojas, los huevos y la carne.
    • Vitamina K: Previene las hemorragias. La mejor fuente son las verduras de hojas verdes.

    También te puede interesar: ¿Qué es la pregorexia o el miedo a engordar durante el embarazo? y toma nota de los 10 alimentos que debes evitar en el embarazo.