Embarazo y duelo: Cómo afrontar la muerte de un ser querido estando embarazada

Las emociones se desbordan, en todos los sentidos, cuando el embarazo y duelo por un ser querido coinciden en el tiempo.

por , il

    Embarazo y duelo: Cómo afrontar la muerte de un ser querido estando embarazada

    Embarazo y duelo pueden suponer un golpe emocional intenso con sentimientos contradictorios. De la alegría por la nueva vida que se está gestando, a la tristeza por la pérdida de alguien cercano. La muerte de un ser querido estando embarazada puede intensificar los cambios hormonales propios de esta etapa y agravar el estado de ánimo de la futura madre.

    La pérdida de un ser querido provoca un gran dolor y un vacío, emociones que pueden ser mucho más acusadas cuando coinciden en el tiempo la muerte de un familiar y el embarazo, una etapa ya de por si marcada por los cambios emocionales.

    ¿Cómo afrontar un duelo durante el embarazo?

    El duelo durante el embarazo afecta a la madre y a la bebé, siendo importante que la mujer pueda expresar sus sentimientos y emociones, para lo cual debe sentirse protegida. Contar con el apoyo de familia y amigos en estos momentos es clave, ni tampoco hay que descartar que puede ser de ayuda contar con apoyo profesional.

    El duelo en el embarazo llega acompañado de tristeza, sensación de soledad, preocupación, enfado o frustración. En caso de duelo por la pareja es lógico que la mujer pueda sentir incertidumbre, desasosiego o, incluso, temor al afrontar la maternidad sola.

    Duelo durante el embarazo, ¿qué hacer?

    El duelo implica cinco fases (negación, ira, negociación, depresión y aceptación), cuya duración depende de cada persona y de su capacidad de afrontar esta situación. Un proceso vital que hay que pasar para seguir adelante, y para el que nos podemos apoyar en estos consejos:

    • Evitar tomar decisiones importantes en estos momentos, como cambiar de casa o de ciudad de residencia, que pueden acarrear una mayor carga de estrés y preocupación.
    • Evitar tomar medicamentos sin prescripción médica, ya que automedicarse durante el embarazo puede tener consecuencias muy serias para el bebé.
    • Es importante evitar reprimir las emociones porque esto estancará el proceso de recuperación, pudiendo derivar además en depresión en el embarazo. Es un momento muy difícil, y de igual manera que no hay que esconder la tristeza tampoco hay que ahogar la alegría propia del embarazo.
    • Conviene no descuidar la alimentación y no cancelar las citas prenatales.
    • Distraer la mente en la medida de lo posible con actividades que nos hagan sentir mejor, como un paseo en buena compañía.
    • No tener miedo a pedir ayuda profesional si tenemos dudas de que podamos afrontar este difícil momento con suficiente entereza.