Navidad 2016

¿En qué posición debe dormir un recién nacido?

¿En qué posición debe dormir un recién nacido?

La posición para dormir de un recién nacido es determinante para evitar la “muerte de cuna”. Te contamos las claves para evitarla.

por en Mamá, Recién Nacido
    ¿En qué posición debe dormir un recién nacido?

    Las madres primerizas suelen tener muchas dudas respecto a los cuidados del bebé y una de ellas surge a la hora de acostarlo para dormir. Este momento es sin duda muy importante y cometer errores puede ser fatídico para el bebé. Muchas madres ya habrán oído hablar de la “muerte de cuna” o la “muerte blanca”, y es que puede ocurrir en caso de que el bebé duerma en una posición incorrecta. Sin embargo, debes recordar mantener la calma en todo momento, ya que el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) puede prevenirse siguiendo una serie de recomendaciones respecto a la posición en la que debes colocar al recién nacido para dormir, y las cuales te explicamos a continuación.

    Nunca acuestes al bebé boca abajo, hazlo siempre boca arriba. Muchos estudios científicos afirman que esta es la mejor posición para los recién nacidos, ya que es capaz de respirar correctamente y se elimina el riesgo de asfixia. En esta postura se reduce el riesgo de SMSL en un 50%, siendo la postura lateral poco recomendada.

    Nunca pongas al bebé a dormir en tu cama, especialmente en las primeras semanas de vida. Correría el riesgo de asfixia e, incluso, podrías hacerle daño sin darte cuenta al dormir. Es importante que instales la cuna en tu habitación para que puedas oírlo por la noche en caso de que necesite algo.

    Si el colchón es demasiado blando el bebé puede hundirse entre los espacios vacíos que se crean. Lo mejor es uno firme y confortable que de estabilidad al lactante.

    Además, es preferible evitar las almohadas y los cojines en los primeros meses para eliminar el riesgo de asfixia.

    Al estar mucho tiempo en una misma habitación, el aire se condensa y no favorece la respiración del pequeño. Recuerda cambiarlo de vez en cuando al salón o donde puedas vigilarlo, de modo que dé tiempo a ventilar la estancia. Además, la temperatura ideal para el bebé está alrededor de los 20 grados centígrados, pero sin salirse de un estrecho margen. Ten en cuenta que un exceso de calor podría provocarle fiebre, por lo que es importante que selecciones unas mantas que no sean gruesas.

    El humo es muy perjudicial para el lactante, e incluso aumenta desorbitadamente el riesgo de asfixia al no poder respirar bien. Esto puede ser la excusa perfecta para conseguir dejar de fumar definitivamente. Debes tener presente siempre que los beneficios de dejar de lado el tabaco son muy amplios y conseguirás mejorar tanto tu salud como la de tu bebé.

    Algunos estudios han demostrado que el chupete puede reducir en un 90% el riesgo de SMSL, ya que consigue mantener alejado el rostro del bebé del colchón, favoreciendo la respiración. Es un método sencillo y muy seguro que hará que tu pequeño esté alejado del riesgo de asfixia.

    La lactancia natural tiene grandes beneficios para el bebé, entre ellos disminuir el riesgo de SMSL. Es por ello que te recomendamos encarecidamente que apuestes por este tipo de lactancia al menos en las primeras tomas.

    696

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáRecién Nacido

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares