Navidad 2016

Endometriosis: Delgadez, ¿factor de riesgo?

Endometriosis: Delgadez, ¿factor de riesgo?

Endometriosis: Delgadez, ¿factor de riesgo? Estar delgada o tener un índice de masa corporal entre normal y bajo puede hacernos más vulnerables a padecer endometriosis, una patología que se estima afecta a una de cada diez mujeres. Es la conclusión extraída de un nuevo estudio que indaga en las posibles causas que pueden estar detrás de esta patología femenina.

por en Enfermedades frecuentes, Fertilidad y ovulación, Ginecología, Investigaciones Médicas, Mamá, Salud de Mujer, Endometriosis, Peso
Última actualización:
    Endometriosis: Delgadez, ¿factor de riesgo?

    Endometriosis: Delgadez, ¿factor de riesgo? Las mujeres delgadas, con un índice de masa corporal bajo, podrían tener más probabilidades de padecer endometriosis, una patología presente, según datos médicos, en una de cada diez mujeres. Esta es la conclusión a la que llega un último estudio que indaga en la relación entre el peso y la aparición de la endometriosis, sin olvidar el papel que juegan los problemas de fertilidad en su aparición.


    Ni el exceso de peso ni la extrema delgadez son buenas compañeras de la salud. Peso que también juega su papel en la aparición de una patología femenina como la endometriosis. Así, según un reciente estudio, estar delgada o tener un índice de masa corporal (IMC) entre normal y bajo (entre 18,5 y 22,4) puede hacer a la mujer más vulnerable a padecer endometriosis. En concreto, la investigación, cuyos resultados se han publicado en Human Reprodution, arrojó que las mujeres con un IMC superior a 40 tenían hasta un 39% menos de riesgos de padecer endometriosis en comparación con aquellas con un IMC normal o bajo. Un vínculo que fue incluso mayor en el caso de las mujeres que, además de presentar un IMC alto, también presentaban problemas de fertilidad, tras haber tratado durante más de un año de quedarse embarazadas. En este caso, la tasa de incidencia de endometriosis fue incluso mejor, hasta un 62%. No se sugiere que tener sobrepeso sea más sano que estar delgado, sino que posiblemente los factores relacionados con los problemas de fertilidad –más frecuentes entre personas con sobrepeso-sean los que expliquen esta disminución del riesgo.

    Aunque, como señalan los autores, los resultados constatan que hay una relación entre el IMC y la endometriosis, también subrayan que tener un IMC bajo no significa necesariamente que se vaya a padecer endometriosis. Estos resultados lo que sí hacen es abrir una nueva vía de investigación bajo esclarecer qué es lo que subyace bajo esta relación.

    Los investigadores apuntan como hipótesis la posible influencia del IMC que se tiene durante la infancia y la adolescencia en la salud adulta. Son muchas las preguntas que se plantean, entre ellas, si las hormonas podrían ayudar a reducir el desarrollo de las lesiones del endometrio.

    La endometriosis, según datos médicos, afecta a una de cada 10 mujeres en edad reproductiva. Para la confirmación del diagnóstico se realiza una laparoscopia, la cual permite localizar la zona exacta en la que se produce la endometriosis. Según los últimos datos –correspondientes a centros de diez países-, la edad media de aparición de los primeros síntomas de endometriosis se sitúa en los 26.

    Descubrir las causas que están detrás del mayor riesgo de endometriosis en las mujeres delgadas permitiría mejorar los tratamientos y, sobre todo, adelantarse al desarrollo de la enfermedad. Así lo recoge esta nueva investigación que se ha basado en el Estudio de Salud de las Enfermeras con el seguimiento de más de 116.000 enfermeras de Estados Unidos desde 1989. Más de dos décadas de datos e información muy útil para los investigadores que, tras su análisis, han podido constatar que las mujeres que presentaban un IMC bajo tanto a día de hoy como a los 18 años de edad tenían más posibilidades de padecer endometriosis.

    La endometriosis no siempre se diagnostica de manera rápida. De hecho, según datos médicos, desde el inicio de los primeros síntomas el diagnóstico definitivo se puede demorar entre seis y siete años.

    728

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesFertilidad y ovulaciónGinecologíaInvestigaciones MédicasMamáSalud de MujerEndometriosisPeso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares