Navidad 2016

Endometriosis: Síntomas y consecuencias

Endometriosis: Síntomas y consecuencias

Endometriosis: Síntomas y consecuencias. Dolor menstrual, sangrado uterino o dolor en las relaciones íntimas de pareja son algunos de los síntomas más frecuentes de la endometriosis, una patología que afecta a la mujer en edad fertil y que, precisamente, puede poner en riesgo su fertilidad y posibilidad de quedar embarazada. Diagnosticar y tratar la endometriosis es fundamental.

por en Enfermedades frecuentes, Fertilidad y ovulación, Ginecología, Mamá, Menstruación, Salud de Mujer, Consejos Salud, Endometriosis
Última actualización:
    Endometriosis: Síntomas y consecuencias

    Una de las principales consecuencias de la endometriosis es que puede comprometer la fertilidad de la mujer. De ahí la importancia de conocer sus síntomas y, sobre todo, de contar con un diagnóstico certero para su tratamiento. Sin embargo, no siempre es fácil identificar la endometriosis, ya que no todas las mujeres presentan síntomas evidentes. En algunos casos se mantiene oculta, pero en otras sí produce síntomas, tales como dolor menstrual, reglas más abundantes –hipermenorrea- o dolores en las relaciones íntimas de pareja.


    La endometriosis es una enfermedad ginecológica que afecta a las mujeres en edad fértil. Una patología silenciosa a la que durante décadas no se le ha prestado toda la atención clínica que merecía, pese a que los datos constatan no solo su incidencia, sino también sus consecuencias, entre ellas la de poner en riesgo la fertilidad de la mujer. La endometriosis, en términos médicos, se define como la presencia de elementos glandulares y tejido conjuntivo, que por su aspecto recuerda a la mucosa uterina y se localiza en zonas en las que el endometrio generalmente no debe estar (fuera del útero, en los ovarios, en la vejiga o en los ligamentos uterinos). El endometrio, por su parte, es la mucosa que recubre por dentro el útero del aparato reproductor femenino, donde se implanta el óvulo fecundado. Si no se ha producido fecundación, es expulsado durante la menstruación.


    Aunque los especialistas apuntan a la genética (factores hereditarios) como principal causa de la endometriosis, no dejan de lado otros factores desencadenantes, como los medioambientales.


    El dolor menstrual –dismenorrea- es uno de sus síntomas más frecuentes. Es este punto hay que distinguir entre dos tipos de endometriosis: primaria y secundaria. Así, la endometriosis primaria aparece en los primeros años de la regla y suele desaparecer a medida que ganamos años y, especialmente, después de un embarazo. Por su parte, la endometriosis secundaria preocupa más, ya que aparece más tarde y, en lugar de remitir, los síntomas van aumentando en sucesivos ciclos menstruales.

    Otros síntomas asociados a la endometriosis son el dolor o molestias al mantener relaciones íntimas de pareja (dispareunia), provocado generalmente por la presión en los ovarios, así como el sangrado uterino o pérdidas entre reglas. Este último se produce porque la endometriosis puede alterar el ciclo menstrual y provocar pérdidas ocasionales.

    También puede llegar acompañada –sobre todo en los días próximos a la regla- de dolor abdominal, dolor de espalda, sensación de fatiga o mareos.


    Una de las consecuencias que más preocupa es cómo afecta la endometriosis a la fertilidad de la mujer. Las dificultades para quedar embarazada suelen ser uno de los motivos que lleva a la mujer a la consulta y, de ahí, al diagnóstico de endometriosis. Estamos ante una patología que puede provocar la inflamación del abdomen –bloqueando que el óvulo y el espermatozoide se junten-, la obstrucción de las trompas de Falopio o la secreción de determinadas sustancias que bloquean el ciclo normal de fertilidad. La endometriosis también puede incrementar el riesgo de aborto en la mujer.

    Para el diagnóstico certero de la endometriosis, además de evaluar los síntomas, también es necesario someterse a una revisión ginecológica, así como realizar una ecografía –la prueba más fiable para la detección de la endometriosis- y un análisis de sangre.


    En algunos casos, la administración de analgésicos para el dolor será suficiente. El tratamiento hormonal –incluidas las píldoras anticonceptivas- también es eficaz. Cuando la endometriosis es aguda y los síntomas severos, lo más recomendable es el tratamiento quirúrgico (laparoscopia, laparatomía).

    827

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesFertilidad y ovulaciónGinecologíaMamáMenstruaciónSalud de MujerConsejos SaludEndometriosis

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares