Navidad 2016

Endoscopia ginecológica: ¿En qué consiste?

Endoscopia ginecológica: ¿En qué consiste?

Endoscopia ginecológica: ¿En qué consiste? Es una de las técnicas de cirugía más novedosas, eficaces y mínimamente invasiva que se utiliza tanto para el diagnóstico como para el tratamiento de trastornos ginecológicos, como la endometriosis, y oncológicos, como el tumor de ovarios.

    Endoscopia ginecológica: ¿En qué consiste?

    Endoscopia ginecológica: ¿En qué consiste? Es una técnica que se utiliza tanto en el campo de la ginecología como de la oncología. Diseñada tanta para el diagnóstico de trastornos femeninos como para su tratamiento, exceptuando las alteraciones mamarias. Una cirugía mínimamente invasiva, más eficaz, precisa y rápida que la cirugía clásica. Dentro de esta técnica podemos hablar de la laparoscopia y la histeroscopia. Mejorar el tratamiento de los trastornos ginecológicos es el reto de una técnica a la que, desde su pionera implantación en Navarra, se siguen sumando centros hospitalarios de nuestro país.


    Según datos médicos, en concreto de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) la endoscopia ginecológica es una técnica que está implantada en un 40% de los hospitales de nuestro país, siendo Navarra pionera en la aplicación de la denominada cirugía laparoscópica. Estamos además ante una de las técnicas que más ha evolucionado en los últimos años, y sigue haciéndolo, y que, entre otras ventajas, solo requiere de una pequeña incisión en la zona abdominal para realizar la intervención, con lo que la recuperación de los pacientes es mucho más rápida y no requiere tantos días de ingreso hospitalario. Una técnica que se utiliza tanto en las patologías benignas como malignas. Entre los trastornos ginecológicos en los que se ha utilizado esta técnica se encuentra la endometriosis, una de las primeras en abordarse y un problema que, según estiman los especialistas, afecta en torno al 16% de la población femenina.


    La endometriosis es un trastorno femenino que requiere tratamiento, ya que en un porcentaje importante de casos puede ser un factor de riesgo de infertilidad. Se caracteriza por la aparición de tejido endometrial alojado fuera del útero, provocando la aparición de unos quistes que, entre otros síntomas, vienen acompañados de intensos dolores menstruales.

    No es el único problema de salud en los que se puede aplicar esta revolucionaria técnica, considerada un tipo de cirugía mínimamente invasiva, ya que se está utilizando en los tumores ginecológicos, tanto de ovario como de cérvix o endometrio.


    Tal y como hemos señalado, dentro de la endoscopia ginecológica podemos hablar de la laparoscopia y la histeroscopia. La primera se basa captar, a través de material óptico, una imagen real de la pelvis y el abdomen para poder abordar y corregir, con la mayor precisión y menor incisión, alteraciones como endometriosis, trastorno pelviano inflamatorio, miomas o quistes de ovarios, entre otros. Por su parte, la histeroscopia, al igual que la laparoscopia, se utiliza tanto para el diagnóstico como para el tratamiento de problemas ginecológicos, en este caso, centrados en el útero, como la presencia de pólipos o fibromas o los sangrados uterinos anormales (hiperplasia, tumor de útero).

    La endoscopia ginecológica es, como subrayan médicos y pacientes, una técnica precisa de diagnostico y de tratamiento que minimiza el tiempo y las molestias de una intervención quirúrgica. Una técnica para mejorar el tratamiento de los problemas ginecológicos de la mujer.

    693

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerEnfermedades frecuentesFertilidad y ovulaciónGinecologíaMamáSalud de MujerConsejos SaludEndometriosisOvarios poliquísticos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares