Navidad 2016

Enfermedad dental y tratamiento en el embarazo

Enfermedad dental y tratamiento en el embarazo

Los problemas de salud bucodental durante el embarazo son mucho más frecuentes de lo que pensamos. De hecho, es fundamental acudir al dentista durante este periodo para adelantarse a cualquier problema. Vamos a ver todo lo que debemos saber sobre la enfermedad dental y tratamiento en el embarazo.

por en Embarazo, Mamá, Caries, Consejos Bebés, Dientes
Última actualización:
    Enfermedad dental y tratamiento en el embarazo

    Caries, erosión del esmalte o sequedad bucal son algunos de los problemas de la boca más comunes durante el embarazo. ¿Cuáles son sus causas? En el caso de las caries, los cambios en la composición de la saliva, especialmente al final del embarazo y durante la lactancia. Esto puede predisponer a una mayor erosión y a las caries dentales. Cuando las náuseas durante el primer trimestre son frecuentes, el vómito en algunos causas pueden causar erosión del esmalte de los dientes. Y, por su parte, la sequedad bucal o xerostomía está causada por los cambios hormonales propios del embarazo.

    Otro problema muy común en esta etapa es la gingivitis. Según datos médicos, se estima que entre el 60 y el 75% de las mujeres embarazadas tienen gingivitis, un problema que suele aparecer a partir del tercer mes y que desaparece después del parto. Está causado por la acumulación de placa bacteriana, sumado a los cambios hormonales y vasculares. En las zonas con gingivitis puede aparecer el denominado granuloma del embarazo. Se trata de una tumoración benigna que crece rápido y que, de manera espontánea, desaparece después del parto.

    Diversos estudios han constatado que los tratamientos no quirúrgicos durante el embarazo no están asociados a ninguna complicación en la gestación. Así, no hay que demorar el tratamiento dental en los casos en los que aparecen síntomas como dolor o infección, ya que las consecuencias de no tratarlo puede conllevar mayor riesgo que el propio tratamiento.

    El tratamiento con fluoruro y la terapia antiséptica son fundamentales para prevenir las caries y para disminuir los niveles de bacterias orales, evitando la transmisión bacteriana mediante la saliva al recién nacido. El uso de óxido nitroso para la sedación no supone ningún riesgo para la salud de la embarazada y su futuro bebé.

    Lo que sí debe evitarse es el tratamiento para el blanqueamiento dental, ya que los agentes blanqueadores contienen peróxido de hidrógeno que estimula la liberación de mercurio de las restauraciones por amalgama.

    Durante el embarazo, no hay que tomar nunca fármacos sin recomendación del médico, en este caso del dentista. No obstante, la mayoría de los medicamentos de los tratamientos dentales (antibióticos, paracetamol, anestésicos locales) son considerados relativamente seguros durante el embarazo. Hay que consultar siempre con el dentista, médico o farmacéutico acerca de los fármacos que se pueden tomar durante el embarazo y, en especial la posibilidad de usar determinados antiinflamatorios.

    Es aconsejable visitar al dentista, al menos, una vez durante el embarazo, preferiblemente en el segundo trimestre. Asimismo, cepilla los dientes y las encías cuidadosamente, al menos dos veces al día, y usa la seda dental cada día. También es bueno utilizar pasta fluorada para evitar las caries, y un cepillo suave para evitar las náuseas. Conviene evitar las bebidas y los alimentos azucarados y enjuagarse a diario con un colutorio adecuado.

    También te puede interesar: Salud bucal: 10 cosas que dañan tus dientes y embarazo: ¿por qué acudir al dentista?

    688

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáCariesConsejos BebésDientes

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares