Navidad 2016

Enfermedades en bebés prematuros: conoce cuáles son las más habituales

Enfermedades en bebés prematuros: conoce cuáles son las más habituales

Enfermedades en bebés prematuros: conoce cuáles son las más habituales. Los bebés prematuros son aquellos que nacen antes de las 37 semanas de gestación. Este hecho hace que no se desarrollen completamente antes de nacer y que su desarrollo completo sea largo y lento. Aparte de esto son propensos a enfermar más.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, Parto Prematuro, problemas recién nacido
Última actualización:

    Bebé incubadora

    Enfermedades en bebés prematuros: conoce cuáles son las más habituales. Cuando somos padres por primera vez, principalmente, una de las cosas que más miedo nos da es que nuestro bebé se enferme y no sepamos conocer los indicios que nos indican qué le está ocurriendo. A veces llegamos incluso a obsesionarnos por este tema y más aún cuando nuestros hijos han nacido prematuramente. Estos niños suelen ser más propensos a determinadas enfermedades que los que nacen a los 9 meses de su gestación. A continuación te explicamos cuáles son las más habituales. ¡Conócelas!

    Se considera que un niño nace prematuro cuando nace antes de las 37 semanas de gestación. Cada vez son más los niños que nacen bajo estas circunstancias, de hecho, un 9% de los niños que nacen en Europa son prematuros.

    Los bebés prematuros necesitan un cuidado especial durante, al menos, sus dos primeros años de vida, sobre todo aquellos que no alcanzaron al nacer 1.300 gramos.

    No hay que olvidar que cuando los bebés nacen antes de tiempo no alcanzan, por regla general, el peso ideal ni la gestación completa y por ello es necesario hacer un riguroso seguimiento. Por este motivo es por lo que hasta que alcanzan el peso adecuado se les mantiene en incubadoras.

    Los niños prematuros son más propensos a ciertas enfermedades, así como a desarrollarse más lentamente.


    La alimentación y el sueño de los bebés prematuros es mayor que para el resto de bebés. Duermen más horas aunque lo hacen por periodos de tiempo más cortos. En cuanto a la comida, los bebés que han nacido antes de las 37-39 semanas necesitan alimentarse más frecuentemente. Se sugiere no esperar más de 4 horas entre tomas.

    Como no están totalmente desarrollados, su visión y su audición también se ve perjudicada. Por este motivo, el estrabismo es más propenso en aparecer en niños prematuros y, según diferentes estudios, suelen desarrollar a la larga miopía.

    • Ictericia. Como el hígado no se encuentra suficientemente maduro o desarrollado esta clase de bebés son más propensos a sufrirla.

      A través de trasfusiones de sangre se puede tratar.

    • Anemia. Suelen tener falta de hierro ya que durante los últimos meses del embarazo es donde los bebés almacenan la mayor cantidad de glóbulos rojos. Con suplementos y medicamentos se puede solucionar.
    • Infecciones. Como sus sistemas inmunológicos no está totalmente desarrollados son más propensos a contraer determinados virus. No solamente gripes y catarros, sino problemas más graves de tipo respiratorio como neumonía o meningitis. Además de estos también pueden desarrollar enfermedades pulmonares crónicas. Contra esta enfermedad será necesario proporcionar oxígeno complementario.
    • Hemorragias intraventriculares. Son hemorragias cerebrales, que aunque no es muy frecuente, es más probable que aparezca en aquellos bebés que han nacido antes de las 32 semanas de gestación. Suele aparecer durante los tres primeros días de vida.
    • Hiperactividad y déficit de atención. Esta enfermedad es más frecuente en niños prematuros que en aquellos que no lo son, aunque puede afectar a ambos.
    • Conducto arterial patente. Es un problema cardiaco que impide que la sangre llegue hasta los pulmones, normalmente esto ocurre durante la gestación y, días después del nacimiento, se resuelve. Sin embargo en bebés prematuros esto no ocurre y puede provocar insuficiencia cardiaca.

    Pese a que los niños prematuros son más propensos a adquirir determinadas enfermedades, eso no implica que las tengan que sufrir. Un seguimiento rutinario con el pediatra o especialista evitará que, en caso de que sufra alguna enfermedad, se conozca a tiempo y se pueda poner remedio de una forma rápida y eficaz.

    858

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáConsejos BebésParto Prematuroproblemas recién nacido

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares