Enfermera pediátrica en casa: ¿Cuándo es útil?

Enfermera pediátrica en casa: ¿Cuándo es útil?

La enfermera pediátrica puede ser la mejor aliada para resolver todas las dudas que asaltan a los padres al llegar a casa con el recién nacido.

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, Recién Nacido, Consejos Bebés
Ultimo aggiornamento:

    La enfermería pediátrica se centra en las necesidades y cuidados que requieren los niños durante la infancia y adolescencia, en todos los niveles de atención, incluyendo la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la asistencia al recién nacido, niño o adolescente. Desde el nacimiento del bebé, la enfermera pediátrica es un valioso apoyo para la madre y para la valoración y cuidado en las distintas etapas del desarrollo del niño, tanto si está fuerte y sano como si necesita atenciones especiales. Y tan importante como su faceta profesional, es que la enfermera pediátrica es una persona accesible y cercana para hacer a los padres mucho más fácil el asumir su nuevo papel. La enfermera pediátrica no solo se asegura del bienestar del bebé, sino también de la buena salud emocional de la familia, ya que la llega de un nuevo miembro puede traer consigo muchos cambios y, sobre todo, muchas emociones.

    ¿Cuándo recurrir a la enfermera pediátrica? Especialmente en el caso de los padres primerizos, son miles las dudas que pueden surgir, y en cualquier momento del día, sobre el cuidado del bebé. Contar con la ayuda y asesoramiento de una enfermera pediátrica puede resultar muy útil, sobre todo cuando necesitamos contar con más información sobre los cuidados del recién nacido, en aspectos fundamentales como la nutrición (lactancia), los cuidados del cordón, los periodos de sueño del bebé, el baño del recién nacido, las medidas de higiene, los cambios del pañal… entre otros muchos aspectos.

    La enfermera pediátrica, profesional especializada en todo lo relacionado con el cuidado de los niños desde sus primeros días de vida, puede ayudarnos en múltiples aspectos relacionados con el recién nacido, desde su alimentación (lactancia materna o artificial) hasta la mejor forma de bañar al bebé y cuidar su piel. En definitiva, cualquier tipo de duda (desde las vacunas o el inicio de las primeras papillas) puede ser resuelta fácilmente por una enfermera pediátrica, la cual también puede prestar ayudar en los cuidados postparto de la madre (curas, vigilancia de la episiotomía…).

    También te puede interesar: Recién nacido: Cómo saber si crece bien y toma nota del kit del recién nacido: La lista de cosas indispensables.

    520

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáRecién NacidoConsejos Bebés Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares