Enseñar a dormir solo a tu bebé: Métodos para conseguirlo

Te mostramos los métodos paso a paso para enseñar a dormir solo a tu bebé.

por , il

    Enseñar a dormir solo a tu bebé: Métodos para conseguirlo

    Enseñar a dormir solo a un bebé es algo complejo que lleva tiempo, por eso hoy compartimos contigo los métodos para logarlo. Uno de los momentos más temidos por los padres es acostar a sus hijos. Algunos tienen miedo a la oscuridad, otros no pueden dormir solos y otros, por ejemplo, comienzan a llorar en el instante que su madre o su padre salen de la habitación. Esto se traduce, sin lugar a dudas, en numerosos quebraderos de cabeza. ¿Qué puedes hacer entonces si tu bebé no duerme de noche? ¿Cuáles son los métodos para conseguir que concilie el sueño? ¿Es aconsejable acostarle y dejarle llorar? A continuación te mostramos cómo enseñar a dormir solo a tu bebé.

    El sueño de los bebés

    ¿Cuántas horas deben dormir los bebés? Es la pregunta que todos los padres se hacen y en cuya respuesta los expertos difieren; se calcula que alrededor de unas 12 horas durante el primer año de vida, repartidas a lo largo de todo el día. ¿Cómo hacer para que de noche duerma solo? Si estás en la fase en que tu bebé no duerme solo todavía, nosotros te ofrecemos algunas orientaciones para lograrlo. Son dos los métodos más conocidos hasta ahora para enseñar a dormir solo a un bebé: dejarlo llorar o dormir sin llanto. El primero recomienda dejar al pequeño en su cuna cuando aún está despierto y permitir que llore durante un breve periodo de tiempo, entrando intercaladamente para calmarle pero sin cogerle en brazos. La segunda técnica defiende la idea de un acercamiento por parte de los padres ofreciendo consuelo cuando llora.

    Veamos que otras alternativas tenemos para dormir al bebé sin que le cause sufrimiento ni llanto alguno:

    Consejos para enseñar a dormir solo a tu bebé

    • Asociación del sueño. ¿Qué queremos decir con estos? A pesar de su corta edad los bebés ya tienen su capacidad asociativa desarrollada. Llegado el momento de marcharse a la cama, tu pequeño asocia este hecho con objetos, personas y actividades. Y, precisamente, si tú estás incluida en esta asociación del sueño la tendencia natural es que el bebé asocie la necesidad de tenerte cerca para poder dormir. Cuando estéis en la habitación y en los momentos previos a ir a la cuna o la cama, procura hablarle suavemente con ello conseguirás tranquilizarle. Puedes “sustituir” tu presencia con su peluche favorito para que no se sienta solo.
    • Hábitos. Es muy importante que en los primeros meses de vida, se respeten los horarios de los más pequeños. Precisamente éste es un aspecto básico referido a los consejos para dormir a un bebé. Asegúrate de que tu hijo tenga unos hábitos para la siesta y para dormir por la noche ya que de lo contrario tu bebé tendrá el sueño cambiado.
    • Busca una rutina para ir a la cama. La hora del baño, del cuento y de dormir. Da un masaje de forma suave con crema sobre su piel para ayudar a que se relaje. Son maneras de hacer ver al pequeño que nada le pasará si se queda solo en la habitación hasta que se duerma.
    • Acuesta a tu bebé pronto. Un error habitual que cometen los padres es mantener al bebé despierto durante más tiempo para estar más cansado llegado el momento de ir a dormir. De hecho, un bebé que esté excesivamente cansado puede tardar más tiempo en dormirse.
    • Adapta el entorno de tu hijo. Crea un espacio cómo y tranquilo para tu pequeño. El nivel de luz, grabaciones de música suave, un pijama adecuado, la temperatura de la habitación… Cualquier detalle es importante para ayudar al bebé a dormir solo por la noche.
    • No respondas ante cualquier ruido de tu pequeño. Debes aprender a distinguir un llanto verdadero de una queja entre sueños. En caso de duda espera un tiempo prudencial fuera del cuarto para comprar si de verdad te ha llamado. Trata de hacer el menor ruido posible para que no te sienta y si necesita que entres en el cuarto y que estés unos instantes con él, hazlo, con el tiempo se acostumbrará.

    No dejes pasar ni una noche más para poner en práctica todos estos trucos para dormir mejor por la noche y recuerda que lograr una rutina del sueño y que el pequeño duerma solo lleva su tiempo, no es algo que se consiga de la noche a la mañana, por lo que debes armarte de paciencia y respetar los tiempos naturales de la criatura.

    También te puede interesar: Retirar el chupete: ¿Cuándo es un buen momento? y Baby Led Weaning: ¿En qué consiste?

    Viajes y vacaciones