Navidad 2016

Enuresis infantil: ¿Por qué moja la cama?

Enuresis infantil: ¿Por qué moja la cama?

Enuresis infantil: ¿Por qué moja la cama? Un 5% de los niños entre los 5 y los 14 años sufre pérdidas incontroladas de orina durante la noche. Un trastorno que, en un porcentaje importante de casos, es hereditario y tiene causas fisiológicas y emocionales. Pese a que son muchos los padres que se hacen esta pregunta, la enuresis infantil, la cual requiere diagnóstico para evitar trastornos como baja autoestima o problemas de desarrollo en el niño, sigue siendo una gran desconocida.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Prevención, Psicología, Salud de Mujer, Consejos Salud, salud niños
Última actualización:
    Enuresis infantil: ¿Por qué moja la cama?

    Enuresis infantil: ¿Por qué moja la cama? No lo hace por llamar la atención o por no levantarse a tiempo, porque la enuresis nocturna e infantil es un trastorno, hereditario en la mayoría de los casos, y del que hay que responsabilizar a un cromosoma, que padece más del 5% de los niños y que puede afectar incluso a su conducta y a su desarrollo. Un problema que tiene solución, pero que requiere ayuda médica y, sobre todo, la comprensión por parte de los padres.


    Un trastorno, pese a todo, desconocido y una respuesta a una pregunta que, en muchas ocasiones, se hacen los padres, ¿por qué moja la cama? No controlar la vejiga y sufrir pérdidas incontroladas de orina durante la noche es un serio problema para un 5% de los niños que tienen entre 5 y 14 años, según los datos médicos, ya que puede influir en su comportamiento y en su posterior desarrollo. El responsable de este trastorno, y la respuesta a la pregunta planteada, es un cromosoma, en concreto, en concreto un gen del cromosoma 13, tal y como expone el libro ‘¿Por qué se orinan los niños en la cama. Respuestas de un médico’, una publicación con la firma del director del Instituto Urológico de Madrid, Juan Carlos Ruiz de la Roja, que se presenta, sobre todo, como una didáctica e interesante herramienta de ayuda y apoyo para los padres, con recomendaciones desde cuándo debe se debe retirar el pañal a cómo debemos afrontar y enfrentarnos a la enuresis infantil, la cual, si no se trata adecuamente o no se diagnostica, puede conllevar problemas de autoestima en el niño, bajo rendimiento escolar y falta de atención y concentración.

    Un libro que, además de ser el primer ensayo que profundiza en esta patología, también aporta datos interesantes y, sobre todo, subraya la necesidad de estar alertas y consultar al pediatra. Así, hasta la edad de cuatro años, en torno al 25% de los niños tiene alguna pérdida de orina durante el sueño, porcentaje que se sitúa en el 10% a partir de los 10 años y entre el 1 y el 1,5% en los niños de 14 años.


    Si el niño se levanta mojado más de dos veces al mes, lo primero es consultar al pediatra para confirmar que estamos ante una señal de un problema de enuresis. En la mayoría de los casos, el 90%, el problema responde a una causa fisiológica, desde una mayor producción de orina durante el sueño a una retraso en el desarrollo de la vejiga o en la maduración del sistema nervioso central. En un 10% se estima que puede deberse a un cambio importante en la vida del pequeño, como la llegada de un hermano o un cambio en la vida familiar (divorcio de los padres, por ejemplo).

    La enuresis infantil es hereditaria en un porcentaje importante de los casos. De hecho, se estima que si uno de los progenitores padeció enuresis, su hijo tendrá un 50% de posibilidades.

    Si lo han sufrido los dos, las probabilidades aumentan hasta el 75%. El responsable, un gen del cromosoma 13 que codifica toda la información que determinará que un niño sufra o no enuresis.

    El tratamiento médico de la enuresis parte de que nuestro cuerpo produce el 70% de la orina durante el día y el resto, durante la noche. Una regulación de la que se encarga la hormona antidiurética (ADH). Sin embargo, en los casos de enuresis la producción de esta hormona no aumenta durante el sueño, por lo que no se reduce la producciòn de orina. El tratamiento más recomendado consiste en administrar desmopresina, una sustancia que ayuda al riñón a retener parte del líquido que se elimina con la orina.


    Además de los tratamientos médicos, los especialistas también apuntan otra serie de consejos en los casos de enuresis infantil como:

    • Evitar tomar líquidos antes de irse a la cama.
    • Revisar la alimentación y apostar más por alimentos ricos en fibra.
    • Evitar las bebidas estimulantes o con gas.
    • Evitar el consumo de chocolate.
    • No es aconsejable regañar o castiñar al niño, ya que puede provocar un problema de autoestima. Comprender y aprender a tratar el problema es la mejor manera de ayudar al niño.

    923

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáPrevenciónPsicologíaSalud de MujerConsejos Saludsalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares