Navidad 2016

Episiotomía: Cómo evitarla en el momento del parto

Episiotomía: Cómo evitarla en el momento del parto

Episiotomía: Cómo evitarla en el momento del parto. Un pequeño, pero temido corte, que se puede tratar de evitar, con dos sencillas técnicas. Por una parte, los ejercicios de kegel y, por otro lado, el masaje perineal. Son dos de las recomendaciones de los expertos en ginecología para prepararse para el momento del parto.

por en Embarazo, Ginecología, Mamá, Parto y posparto, Salud de Mujer, complicaciones parto, Consejos Salud, Estoy embarazada
Última actualización:
    Episiotomía: Cómo evitarla en el momento del parto

    Episiotomía: Cómo evitarla en el momento del parto. La episiotomía es una incisión medial o lateral que se practica en el perineo (periné) en algunos partos para facilitar la salida del feto. Un pequeño, pero temido corte por las mujeres embarazadas que se puede tratar de evitar durante el periodo de gestación. Con la ayuda de algunas técnicas, como los ejercicios de Kegel, podemos trabajar la elasticidad del periné. También es aconsejable realizar un masaje perineal. Estos son algunos de los consejos de los especialistas en salud de la mujer durante la etapa del embarazo.


    Una de las técnicas recomendadas para evitar la episiotomía, una práctica obstétrica para agrandar la abertura vaginal y facilitar la salida del feto en el momento del parto, es el masaje perineal, a utilizar durante el tercer trimestre de gestación. En este caso, la técnica se basa en aplicar unas gotas de aceite de rosa mosqueta en el pulgar e introducirlo en la vagina, unos tres centímetros, presionando ligeramente hacia abajo, en forma de ‘U’. El masaje se debe realizar durante unos cinco o diez minutos cuatro días a la semana.

    Los ejercicios de Kegel, una técnica que también es recomendada para fortalecer el suelo pélvico en los casos de incontinencia urinaria, también pueden ser un buen aliado para evitar la episiotomía. Estos ejercicios se basan en la contracción y relajación del músculo y del suelo pélvico, para favorecer su elasticidad y fortalecimiento al mismo tiempo.

    La técnica de Kegel se basa en repetir la contracción y relajación de un grupo de músculos concretos. Aunque al principio puedan resultar complicados, es una sencilla técnica que además se puede realizar sentado, de pie o tumbado.

    En el caso de que la mujer haya decidido ser madre y esté planificando su maternidad, los especialistas en ginecología también aconsejan acudir al especialista antes incluso del embarazo para ver cómo está su periné y aplicar el tratamiento adecuado, ya que no todas las técnicas son aconsejables durante el periodo de gestación.

    Por cierto, entre las técnicas más novedosas en este campo hay que citar la tecnología denominada EPI-NO, un dispositivo especialmente diseñado para ejercitar la musculatura del suelo pélvico y ayudar a la mujer en la preparación al parto.


    La episiotomía es más frecuente entre las madres primerizas, una práctica que, según señala la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, SEGO en sus recomendaciones sobre la asistencia a parto, ha de ser restrictiva, limitada únicamente a los casos en que a criterio de quien asiste al parto se considere necesaria.

    La episiotomía también se utiliza cuando el parto se complica, por ejemplo cuando se produce una complicación que, aunque poco frecuente y que sucede cuando el bebé viene de cabeza hay que tener en cuenta, como es la denominada distocia de hombro. En estos casos, el hombro del recién nacido se atasca en el canal del parto al empotrarse contra el hueso púbico de la madre.

    Si estás embarazada, o quieres ser madre, consulta a tu médico, porque la información es la mejor herramienta para prevenir y, en este caso, para tener un embarazo sano y lo más tranquillo posible.

    692

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoGinecologíaMamáParto y pospartoSalud de Mujercomplicaciones partoConsejos SaludEstoy embarazada

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares