Navidad 2016

Epistaxis en niños: ¿Por qué le sangra la nariz?

Epistaxis en niños: ¿Por qué le sangra la nariz?

Epistaxis en niños: ¿Por qué le sangra la nariz? En la mayoría de los casos no reviste mayor importancia, pero esto no significa que haya subestimar las hemorragias nasales. ¿Cuáles son las causas?

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, salud niños
Última actualización:

    hemorragia nasal niños

    La epistaxis se define como una hemorragia nasal, un problema más común de lo que parece en los niños. En la mayoría de los casos, lo cierto es que no reviste mayor importancia, pero sí conviene conocer las causas de por qué le sangra la nariz, y es que podría haber otros motivos ocultos.


    Las hemorragias nasales son más frecuentes en los niños que en los adultos. Aunque, generalmente, la epistaxis en niños no entraña ningún problema de salud, tampoco hay que subestimar las hemorragias nasales. Para ello, lo más importante es conocer las causas que pueden estar detrás de las pérdidas de sangre nasales en los más pequeños.


    Estas son las causas más frecuentes que pueden provocar que le sangre la nariz a los más pequeños:

    • Gripes y resfriados: Cuando la nariz está inflamada, algo que sucede cuando aparece una patología respiratoria tan común como una gripe o un resfriado infantil, aumenta el riesgo de que se rompan los capilares y, por tanto, se produzca un sangrado nasal. También influye si el niño se suena la nariz con demasiada fuerza.
    • Toma de determinados medicamentos: Algunos fármacos, como los antiinflamatorios, al fluidificar la sangre, también pueden provocar sangrado.

    • Sequedad en el ambiente: La excesiva humedad como sequedad pueden resultar perjudiciales para la salud de los más pequeños. En concreto, cuando hay un nivel insuficiente de humedad en el ambiente, reseca las mucosas y esto aumenta la posibilidades de pérdida de sangre. Para evitarlo, se pueden poner en práctica algunos sencillos consejos, como no excederse con la calefacción (o con el aire acondicionado en los meses de calor) y, si es necesario, utilizar un humidificador o bien colocar un vaso de agua en las habitaciones.

    Cuando los sangrados o hemorragias nasales se vuelven frecuentes, y no responden a ninguna de las causas que hemos visto, es aconsejable consultar al médico o pediatra para descartar que haya otros problemas de salud. Y es que la epistaxis puede ser un síntoma de patologías como la hipertensión arterial, la cual no solo es cosa de adultos.

    En resumen, aunque el sangrado de nariz puede resultar alarmante, en la mayoría de los casos se trata de un problema de poca importancia que se resuelve de manera sencilla. No obstante, no hay que subestimar nunca ningún síntoma o cambio que se produzca y afecta a la salud de los más pequeños.

    También te puede interesar: Sarampión en niños: síntomas y tratamiento y los mejores remedios naturales para aliviar las dolencias infantiles más comunes.

    574

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáConsejos Bebéssalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares