Navidad 2016

Espina bífida: Ácido fólico 3 meses antes del embarazo

Espina bífida: Ácido fólico 3 meses antes del embarazo

Espina bífida: Ácido fólico 3 meses antes del embarazo, y durante al menos los tres primeros meses de gestación. Es la recomendación de los médicos y especialistas para prevenir, hasta en un 70%, los casos de espina bífida, la segunda causa de discapacidad en la infancia.

    Espina bífida: Ácido fólico 3 meses antes del embarazo

    Espina Bífida: Ácido fólico 3 meses antes del embarazo y, al menos, durante el primer trimestre de gestación. Es la clave para prevenir la aparición de la espina bífida, una malformación congénita que, de hecho, está considerada la segunda causa de discapacidad física durante la etapa de la infancia. Siguiendo la recomendación médica, el mensaje de la Federación Española de Asociaciones de Espina Bífida e Hidrocefalia, FEBHI, apuesta por informar y dar a conocer una patología que puede afectar severamente a la salud del recién nacido.


    Prevenir la espina bífida, una de las malformaciones congénitas más severas que pueden afectar al recién nacido y que está considerada, después de la parálisis cerebral, como la segunda causa de discapacidad más frecuente entre los niños. Una prevención para reducir hasta en un 70% las posibilidades de desarrollar espina bífida que, tal y como recuerdan los médicos y especialistas, pasa por tomar ácido fólico desde tres meses antes del embarazo. En concreto, recomiendan la ingesta de al menos 0,4 miligramos de ácido fólico, una toma que se debe mantener durante los primeros tres meses de gestación.

    Y es que la carencia o déficit de ácido fólico en la madre es precisamente la causa principal de la aparición de esta patología, aunque tal y como apuntan los propios especialistas, en un 5% de los casos la causa sigue siendo una pregunta sin respuesta. En términos médicos, la espina bífida es una lesión que se da cuando el cierre del tubo neural (el formado por la columna vertebral, médula y líquido cefalorraquídeo) no se realiza de forma adecuada.

    La afectación del sistema nervioso central produce, en nueve de cada diez casos, hidrocefalia.

    Los casos de espina bífida se pueden dividir en dos tipos principales, espina bífida oculta y espina bífida abierta (quística). Según datos de la Federación Española (la cual agrupa a una veintena de asociaciones y es a su vez miembro de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, en nuestro país hay cerca de 20.000 personas afectadas por esta enfermedad. En los casos más graves de espina bífida, la malformación de la columna vertebral puede afectar al desarrollo del aparato locomotor, digestivo y urinario.

    La fisioterapia, tal y como han apuntado desde el Consejo General de Fisioterapeutas de España, puede favorecer el desarrollo físico, psíquico y evolutivo del paciente con espina bífida, gracias a técnicas y programas individualizados que incluyen desde el aprendizaje de las posturas correctas para sentar, coger o estimular al niño a ejercicios de estiramiento y férulas correctoras.

    Para terminar, y coincidiendo con la celebración esta misma semana del Día Nacional de la Espina Bífida, se presentará el Calendario Solidario de la Federación Española de Espina Bífida e Hidrocefalia, en el que han participado niños y jóvenes con esta patología junto a rostros conocidos como Luján Argüelles, Beatriz Rico, Roberto Leal, Miguel Abellán o Iván Helguera, entre otros. Un calendario solidario para recordarnos cada día la importancia de concienciar sobre las consecuencias y las necesidades de los pacientes diagnosticados de espina bífida, la cual requiere un tratamiento multidisciplinar y la consideración de patología crónica.

    695

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares