Etapas de crecimiento en los niños

Etapas de crecimiento en los niños. ¿A qué ritmo crecen los niños? Desde los primeros doce meses el niño crece muy rápido, un crecimiento que luego se ralentiza hasta el estirón de la pubertad.

  • Comenta
crecimiento niños fases
margarina

¿A qué ritmo crecen los niños? Durante el primer año de vida los niños crecen rápido, un crecimiento que luego se ralentiza hasta llegar al estirón de la adolescencia. Vamos a ver más detenidamente cuáles son las etapas de crecimiento en los niños, así como algunos consejos para favorecer su desarrollo.

Es cierto que cada niño tiene su particular ritmo de crecimiento. Sin embargo, en líneas generales, sí podemos hablar de una serie de pautas o patrones de desarrollo muy parecidos. Y esto es lo que vamos a ver. ¿Cuáles son las fases de crecimiento en los niños? Desde los primeros meses se crece, y este crecimiento no termina hasta conseguir la talla final, algo que sucede en torno a los 16-18 años.

Fases crecimiento en los niños

  • Hasta los dos años, el crecimiento del niño se puede calificar de espectacular. De media, durante los primeros doce meses de vida el niño puede llegar a ganar hasta 25 centímetros de talla.
  • Desde los tres años hasta el principio de la pubertad, el ritmo de crecimiento se vuelve algo más lento y estable, con un aumento medio de unos seis centímetros al año.
  • Durante la pubertad se produce el denominado estirón, es decir, un aumento del crecimiento muy acusado. Aquí sí hay alguna diferencia. Así, entre las niñas la pubertad tiene lugar entre los 8 y los 13 años de edad; mientras que en los niños está entre los 10 y los 15 años de edad. Como media, los niños pueden llegar a crecer durante esta etapa unos 6 centímetros al año, en el caos de las niñas, y de 7 en el caso de los niños. Las niñas crecen de forma más breve y rápida y los niños de forma más prolongada.
  • Talla final. Es la que se obtiene alrededor de los 16-18 años en el caso de las chicas y entre los 18-21 en el de los chicos.

Crecimiento niño: el papel de la alimentación

La alimentación juega un papel fundamental en el desarrollo y crecimiento del niño desde sus primeros meses. Un niño mal alimentado puede tener problemas de desarrollo, de aprendizaje e, incluso, de obesidad. Por este motivo, vamos a ver algunos consejos básicos para niños y adolescentes:

  • Durante la infancia hay que acostumbrarles a tomar un buen desayuno para garantizar su rendimiento físico e intelectual. No pueden faltar la leche o derivados, frutas y cereales. De igual manera, no hay que fomentar el consumo de dulces, bollería o azúcares. Y en su dieta deben tener protagonismo las frutas y verduras (5 o más raciones al día), carnes o pescados (2 raciones al día), huevos (2-3 a la semana), leche y derivados (2-4 raciones al día).
  • Durante la adolescencia hay que incentivar el consumo de leche o derivados (2-4 raciones al día), carnes o pescado (2 raciones al día), además de cereales (4-6 raciones al día de pan, pasta y arroz), frutas y verduras (5 o más raciones al día). Moderar el consumo de comida rápida y comida basura.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

miércoles 12/02/2014 escrito por Isabel en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba