Faltas de ortografía en niños: Los errores más frecuentes

Aprender a escribir correctamente no es una tarea fácil; incluso en la edad adulta podemos cometer algunos errores. ¿Cuáles son las faltas más comunes en niños?

por , il

    A la hora de aprender a escribir sin faltas hay una serie de errores que podemos considerar más comunes. De hecho, hay algunas letras que podríamos decir que son con las que tenemos mayores problemas, como la h, b, v, j y g. Escribir sin faltas de ortografía forma parte del aprendizaje, habilidades a la hora de escribir que los niños comienzan a aprender a partir de los 6-7 años. A partir de esta edad se aprenden las reglas ortográficas básicas, dejando los diptongos y los signos de puntuación para una edad más avanzada (10-11 años). Corregir y comprender los errores que se cometen a la hora de escribir las palabras es fundamental para avanza en el aprendizaje. Vamos a ver, como guía, cuáles los errores más frecuentes.

    1. Estube en lugar de estuve

    Errar con la v y la b es uno de los errores ortográficos más comunes, sobre todo en los niños. El término correcto es estuve para hacer referencia al verbo estar. Es importante explicar a los niños cuál es el error que han cometido para que lo comprendan y sigan aprendiendo.

    2. Té en lugar de te

    Dos errores comunes, aunque fácil de distinguir con un ejemplo gráfico. , con acento, es el nombre que se le da a una bebida; mientras que te, sin acento, es un pronombre personal. Así, por ejemplo, escribiremos, esta tarde tomaré una taza de té y, en el caso del pronombre, te dije que era de color rojo.

    3. Tú en lugar de tu

    Un error muy frecuente, y similar al ejemplo anterior que hemos apuntado. , con acento, es un pronombre personal, mientras tu, sin acento, es un adjetivo posesivo. En una frase la forma correcta de incluirlos sería: Tu casa es muy bonita o, bien, tú tienes una casa muy bonita.

    4. Mí en lugar de mi

    Es cierto que las dos formas son correctas, pero no utilizadas de la misma manera. Mi es un adjetivo posesivo y un pronombre personal. Así, por ejemplo, la forma correcta de incluir ambos en una frase sería Mi casa es la de color azul o, bien, esta casa es para mí.

    5. Confundir hay con ahí/ay

    Un error frecuente, entre niños y entre algunos adultos. Para evitar confusiones hay que tener claro que Ay es una exclamación; ahí indica un lugar y, por su parte, hay hace referencia al verbo haber. Ejemplos: ¡Ay!, que susto nos hemos llevado; ahí he visto una casa; y hay mucha gente en esta calle.

    5. Iva en lugar de iba

    Cuando hacemos referencia al verbo ir, la palabra correcta es iba, con b, de lo contrario estaría mal escrito. Iva, con v, sí es una palabra reconocida en nuestro vocabulario, aunque para hacer referencia al IVA de los precios. En este caso el error es similar, confundir la v con la b.