Fular portabebés: Un beneficio para todos

Los fulares portabebés se imponen por su comodidad tanto para el niño como para la madre

por , il - Última actualización

    Cómodo y funcional, el fular portabebés es mucho más que una forma de llevar al bebé ya que se ha constatado que, entre otros beneficios, refuerza el vínculo afectivo entre la madre/padre y el bebé. El fular portabebés es una tela fabricada expresamente para este fin y su tamaño depende tanto del niño como de la madre o el padre. Este medio de transporte, aunque no es nuevo, sí se ha reinventado para recuperar su sitio y convertirse en una práctica alternativa al clásico carrito de bebé. Resulta muy cómodo para el portador y proporciona al niño la proximidad que tanto necesita hacia su madre. Existen muchos tipos de telas, formas y tamaños, pero todos funcionan de la misma manera, con una variedad inmensa de formas de anudarlo, ya quieras llevar al niño delante, detrás o en la cadera.

    Cada vez más expertos se decantan por esta forma de portar al bebé, ya que sentir a la madre es una necesidad del bebé como la de comer. El fular portabebés se diferencia de cualquier tela normal en que no se deforma ni en horizontal ni en vertical, solamente en diagonal, lo que permite un ajuste perfecto para el bebé y la madre. Por este motivo, puede utilizarse desde el nacimiento hasta los 3 años, más o menos, ya que aguanta unos 20 kilos de peso.

    Además de todas estas ventajas, muchos estudios afirman que el portabebés aporta multitud de beneficios tanto para el bebé como para los padres.

    Beneficios para el bebé

    • El que los niños se sientan cerca de sus padres puede parecer algo sin demasiada importancia pero, al sentirse queridos, desaparece la sensación de abandono y crecen mucho más seguros de sí mismos.
    • También el sentir la piel y el olor de su madre cerca, les recuerda al útero y les calma si están algo alterados.
    • Muchos estudios han demostrado que los bebés que han sido llevados en portabebés aumentan más de peso, comen y duermen mejor que los demás.
    • El contacto del bebé con el vientre materno se convierte en un masaje constante que beneficia a su aparato digestivo, que todavía es inmaduro, y la posición erguida del bebé favorece la expulsión de gases.

    Beneficios para los padres

    • El fular portabebés es beneficioso para la espalda si se coloca correctamente. Si no, puede afectar duramente a la espalda, que es una de las zonas más importantes del cuerpo y requiere diversos cuidados.
    • Pero no te preocupes, porque muchos fulares portabebés incluyen un manual de instrucciones para su colocación dependiendo de tu complexión física y la del niño.
    • Aporta una mayor comodidad en los desplazamientos. Se puede viajar con él sin problemas en transporte público, o subir y bajar escaleras sin tener que cargar con el pesado cochecito o con el niño en brazos, que tampoco es recomendable por los problemas de espalda y la incomodidad del bebé.
    • Se ahorra tiempo por la gran libertad de movimientos que permite. Puedes hacer la compra, pasear tranquilamente o realizar las tareas del hogar sin ningún problema.

    Fulares portabebé elásticos

    Si buscas un fular portabebé versátil elige uno elástico, cómodo y fácil de llevar. La particularidad de este fular es que al ser elástico se adapta mucho mejor al bebé, consiguiendo un mejor soporte y más facilidad de movimientos. El tejido elástico también se ajusta de manera perfecta, sin oprimir, al cuerpo de la madre/padre. Se puede anudar previamente y luego colocar o sacar al bebé. Eso sí, al ser elástico, es recomendable para portar bebés durante los primeros meses, y cuando su peso no supere los 12 kilos.

    Así que ya sabes, la nueva revolución en transporte para niños son los fulares. Apúntate a la moda y seguro que notarás que tu hijo y tú mejoraréis la comunicación, encontraréis ese vínculo que os une y os sentiréis mucho mejor.

    También te puede interesar: Portabebés o carritos: ¿cuál elegir? y redescubre las canciones de cuna tradicionales: Las nanas más bonitas de tu infancia.