Navidad 2016

Grooming: Qué es y qué puedes hacer para evitarlo

Grooming: Qué es y qué puedes hacer para evitarlo

Uno de los peligros que entraña internet es el posible encuentro con acosadores que se hacen pasar por niños o adolescentes para captar su confianza.

por en Consejos prácticos para mamás, Educación de los hijos, Mamá
Última actualización:
    Grooming: Qué es y qué puedes hacer para evitarlo

    El acoso por Internet está a la orden del día, pero el asunto empeora más aún si las víctimas son menores de edad. Te contamos qué es el grooming y qué puedes hacer para evitarlo.

    El grooming es el acto por el cual un adulto engaña a un menor a través de internet para, posteriormente, abusar de él. En los casos menos peligrosos se tratan de jóvenes que apenas tienen unos años más que ellos, pero normalmente suelen ser adultos mucho mayores.

    Lo primero que hacen estos acosadores o “gloomers” es crear perfiles falsos en distintas redes sociales, en las cuales van colgando periódicamente fotografías robadas de otras cuentas, al igual que estados, resultados de tests o retwiteos de sus “amigos”. Dentro de sus círculos de amistad se encuentran otros muchos niños y adolescentes con los que trata de entablar una supuesta amistad utilizando un diálogo en el que imita un lenguaje más infantil.
    Poco a poco irán contándoles la supuesta historia de su vida, sus viajes, sus gustos, le mostrará a sus mascotas… Todo lo lleva a cabo de forma tan perfecta que resulta muy difícil para los pequeños distinguir que se trata de un adulto.
    Así pues, con el tiempo conseguirá inspirar una gran confianza en el menor hasta el punto de conseguir que éstos le envíen fotografías comprometedoras, con las cuales chantajeará a los pequeños asegurándoles que las hará públicas si no hacen lo que él les pida. O, en el peor de los casos, les pedirá quedar en persona para abusar de ellos o someterlos a redes de trata de personas.

    Ya habrás podido comprobar que se trata de un problema muy serio al que hay que dar solución inmediata, ya que las consecuencias pueden ser terribles. Lo primero que debes hacer es contárselo a tu hijo para que esté alerta con personas que conozca a través de Internet y, de ser posible, que cuenten a sus padres si tienen la sospecha de que alguien podría hacerlo. Para esto, por supuesto, necesitas crear un entorno de confianza mutua que facilite la comunicación. Una buena idea es convertir este problema en un juego de detectives y preguntarle de vez en cuando qué ha hecho por las redes sociales o si ha conocido a alguien nuevo del que pueda sospechar.

    En caso de presentar la más mínima prueba de que pueda tratarse de un acosador, lo ideal es hacer capturas de pantalla o presentar las conversaciones a la policía, para que ellos puedan analizarlo.
    No obstante, también es muy importante inculcar a los pequeños buenos hábitos en la red, como por ejemplo que no deben colgar en Internet datos personales como el nombre completo, la dirección o el colegio al que asisten; y mucho menos fotografías comprometedoras. Debes enseñarle que hay cosas que son personales y que sólo debe saber uno mismo, como las contraseñas.
    En los casos más graves, puede que el menor ya haya tenido contacto con un groomer. Lo peor de esta situación es que, si no te lo dice al inicio de la relación entre ambos, puede que comiences a darte cuenta cuando tu hijo ya esté bajo algún tipo de amenaza. Analiza muy bien su comportamiento y asegúrale que no va a ocurrirle nada en caso de que haya caído en su trampa, ya que ni él va a hacerle nada malo ni tú como madre vas a castigarle por ello. Y, por supuesto, en cuanto declare lo más mínimo deberás acudir a la policía para denunciar el caso.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que eches un vistazo a qué hacer si tu hijo sufre acoso escolar.

    773

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásEducación de los hijosMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares