Navidad 2016

Hernia umbilical en el embarazo: Síntomas y tratamiento

Hernia umbilical en el embarazo: Síntomas y tratamiento

Hernia umbilical durante el embarazo: causas y tratamiento. Estamos ante una dolencia bastante común, pero que no reviste mayor gravedad y que, en la gran mayoría de casos, no requiere tratamiento ni intervención. Vamos a resolver las dudas en torno a la hernia umbilical.

por en Desarrollo y crecimiento del bebé, Enfermedades bebes y niños, Mamá, Recién Nacido, Consejos Salud, salud niños
Última actualización:

    hernia umbilical embarazo

    La hernia umbilical es un leve problema que puede afectar a la cicatrización del cordón umbilical y que dará paso a lo que será el ombligo. No es una dolencia grave, pero sí puede llegar a ser muy molesta. Vamos a ver cuáles con las causas de la hernia umbulical durante el embarazo y cuál es su tratamiento.


    Aunque no se trata de una dolencia grave, es lógico que cualquier molestia o cambio inesperado que afecte al bebé nos pueda generar preocupación, especialmente en el caso de las madres primerizas. Pero, de entrada, hay que decir que la hernia umbilical es una molestia bastante frecuencia, pero que no entraña mayor gravedad y que se suele resolver sin necesidad de intervención. Puede afectar al bebé durante la cicatrización del ombligo, pero antes de preocuparse por si hemos hecho algo mal en el tratamiento y desinfección, conviene echarle un vistazo a cuáles son las causas de su aparición. De igual modo, en caso de duda, consulta siempre al pediatra, sobre todo en lo relativo al cuidado de la hernina umbilical neonatal.


    La hernia umbilical en el niño aparece como un pequeño bulto en el ombligo, similar a una bola y con un tamaño que puede oscilar entre 1 y 5 cm. Pero, ¿en qué consiste exactamente este tipo de hernia? En este caso tiene que ver con la herida que, poco a poco irá cicatrizando, en la zona del ombligo, tras cortar el cordón umbilical en el parto.


    En la parte interior de la cavidad abdominal, donde se encuentran los vasos sanguíneos que durante la gestación se encargan de llevar los nutrientes de la madre al feto a través del cordón umbilical, después del nacimiento sigue habiendo una abertura, denominada el anillo umbilical y que, por lo general, desaparece en poco tiempo, a medida que los músculos abdominales se fortalecen.

    A veces, sin embargo, a esta pequeña abertura le cuesta cerrarse y puede dar lugar a la hernia umbilical. Dependiendo del tamaño de la abertura del anillo, la hernia será más o menos grande. Su tamaño, por tanto, tiende a experimentar un aumento momentáneo durante los esfuerzos del recién nacido, por ejemplo, durante las evacuaciones o como consecuencia de llanto convulsivo y prolongado.


    ¿Cuál es el tratamiento de la hernia umbilical? En un principio, no suele ser necesario aplicar ningún tratamiento específico, ya que, cuando la inflamación no exceda de 2 centímetros desaparecerá en unas pocas semanas. Cuando la hernia es más pronunciada, los pediatras aconsejan a los padres no aplicar ningún tipo de presión sobre la zona (por ejemplo, con algún tipo de ropa) que pueda inhibir el desarrollo adecuado de la musculatura abdominal del intestino, dando además lugar a irritación de la piel. Por lo tanto, lo mejor es simplemente esperar a que la naturaleza siga su curso. Sólo si la hernia umbilical no es reabsorbida después del primer año de edad, o incluso no disminuye después de 4 o 5 años, entonces, sí puede ser que el niño sea sometido a una cirugía. En cualquier caso, debe ser el pediatra el que le aconseje sobre qué hacer, en función de caso por caso.

    También te puede interesar: Kit recién nacido: la lista de cosas indispensables.

    758

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Desarrollo y crecimiento del bebéEnfermedades bebes y niñosMamáRecién NacidoConsejos Saludsalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares