Navidad 2016

Herpangina infantil: Causas, síntomas y tratamiento

Herpangina infantil: Causas, síntomas y tratamiento

La herpangina se caracteriza por presentar dolorosas llagas en la boca, fiebre y malestar. Te contamos las causas, los síntomas y su tratamiento.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá
Última actualización:
    Herpangina infantil: Causas, síntomas y tratamiento

    La herpangina infantil es una de las enfermedades más contagiosas que existen, por lo que prácticamente todos los niños suelen sufrirla durante su infancia. Afortunadamente, se trata de un malestar pasajero que, aunque les haga pasar un mal trago, desaparecerá en pocos días. Te contamos las causas, síntomas y tratamiento de la herpangina infantil.

    La herpangina es una enfermedad muy común en la infancia que suele darse en niños de entre 3 y 10 años. Está provocada por el virus Coxsackie del grupo A, un virus tan contagioso como la varicela y que suele pasar de unos niños a otros en las aulas, especialmente en las épocas más calurosas.

    Esta enfermedad se caracteriza por presentar pequeñas y dolorosas úlceras grisáceas en la boca de los niños, pudiendo aparecer en zonas más externas como el paladar o la lengua y otras más profundas como la garganta, la faringe y las amígdalas. No obstante, estas úlceras también pueden brotar en los pies, las manos o, incluso, en los glúteos.
    El dolor de garganta y de cabeza también estará muy presente tanto por la molestia de las llagas como por la fiebre alta que suele darse sobre todo en los primeros días. Además, también podrás notar que el pequeño presenta un exceso de salivación y problemas digestivos, como pueden ser vómitos, diarrea, dolor de estómago o pérdida del apetito.

    La herpangina resulta muy molesta, pero la buena noticia es que apenas dura entre 2 y 7 días. Para aliviar la fiebre y el dolor sólo será necesario tomar paracetamol o ibuprofeno, seguir una dieta blanda y beber mucho líquido. No obstante, es fundamental acudir al médico de cabecera para que le recete las medicinas que puedan ayudarlo de forma más eficaz.
    Algunos tips para hacérselo más llevadero es darle alimentos dulces y fríos, como el helado o la gelatina; y evitar los calientes, cítricos y fritos. También es recomendable hacer gárgaras de agua fría y enseñarle que debe lavarse las manos varias veces al día para evitar un futuro contagio.

    476

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares