Navidad 2016

Higiene íntima durante y después del embarazo: productos

Higiene íntima durante y después del embarazo: productos

Higiene íntima durante y después del embarazo: productos. Los cambios en el flujo vaginal, las leves pérdidas de sangre o de orina son algunos de los aspectos que, durante esta etapa, influyen en la higiene íntima femenina.

por en Embarazo, Higiene del bebé, Mamá, Consejos Bebés, Estoy embarazada
Última actualización:

    embarazo higiene intima

    Durante y después del embarazo, los propios cambios que se producirán en nuestro cuerpo, nos obligarán a prestar más atención aún a nuestra higiene íntima femenina. ¿Cuáles son los productos más recomendados durante esta etapa tan importante en la vida de la mujer? Vamos a ver algunos consejos que pueden resultar muy útiles.


    Los cambios en el flujo vaginal, las leves pérdidas de sangre e, incluso, las ligeras pérdidas de orina –sobre todo en los meses más avanzados del embarazo- son algunos de los síntomas asociados al periodo de gestación y para los que, en el capítulo de la higiene íntima femenina, contamos con productos específicos. Vamos a ver qué productos podemos utilizar durante el embarazo.


    Los cambios hormonales propios del embarazo conllevan cambios en el flujo vaginal, en concreto un aumento. Sentirse protegida, sin perder comodidad, es lo que se busca en un producto de higiene femenina como los salvaslips, los cuales se pueden seguir usando sin problemas y a diario durante todo el embarazo.

    El sangrado o manchado, producido por las leves pérdidas de sangre, pueden hacernos sentir incómodas y manchar la ropa interior. Aunque el manchado es un síntoma común entre las mujeres embarazadas, es conveniente consultar al médico o ginecólogo. Como producto de higiene podemos utilizar también para estos casos los salvaslips.

    Es muy posible, sobre todo en los últimos meses del embarazo, que nos resulte más difícil retener la orina, por lo que podemos sufrir ligeras pérdidas. Esto es producido, sobre todo, por la presión que se ejerce sobre la vejiga al aumentar la barriga, y el peso del futuro bebé. Uno de los remedios más eficaces para prevenir las pérdidas esporádicas de orina son los conocidos ejercicios de kegel, para fortalecer el suelo pélvico. Para sentirte más cómoda, y sobre todo para evitar la humedad de la piel y controlar el olor, podemos utilizar productos específicos para las pérdidas de orina.


    Durante aproximadamente el primer mes y medio después del parto nuestro cuerpo expulsará todos aquellos nutrientes que cubrían las paredes del útero. Expulsión en forma de sangre (denominada loquios) y que, generalmente, suele ser más abundante al principio. Durante los primeros días después del parto se pueden utilizar las compresas.

    A medida que las pérdidas vayan desapareciendo –adquirirán una tonalidad más rosada- se pueden sustituir por los protegeslips de diario. En el caso de que el sangrado continúe o vuelva a aparecer, hay que consultar al médico o ginecólogo.

    Los protegeslips es un producto que no debemos renunciar a llevar siempre en el bolso, sobre todo por su discreción. Es normal que, después del embarazo, el flujo de la mujer sea más abundante. Es algo totalmente normal, por lo que usar este producto es la mejor garantía para sentirse cómodas durante el día.

    Debido al debilitamiento de los músculos del suelo pélvico, después del embarazo y del parto es normal que podamos tener algunos problemas de retención de orina, es decir, que nos resulte más difícil controlar las pérdidas al realizar gestos tan cotidianos como toser, estornudar o reír. Lo más aconsejable es seguir utilizando los productos específicos para pérdidas de orina, los cuales garantizan la absorción y el control del olor.

    Después del embarazo, una de las preguntas más comunes es ¿cuándo nos volverá la regla? Si amamantas a tu bebé, la regla no reaparecerá hasta que finalices la lactancia. En caso de no dar el pecho, la regla suele aparecer en torno a los 30-60 días después del parto. Después del embarazo, la regla también puede sufrir cambios. Es normal que dure más o que sea más abundante, por lo que puede que tengas que renovar los productos de higiene íntima que utilizabas hasta entonces. Además, el uso de tampones después del embarazo no suele ser recomendable hasta seis meses después del parto. Antes de volver a utilizarlos, es aconsejable consultar al médico. Para estas primeras reglas después del embarazo, hay una amplia gama de tipos de compresas, tanto de formas como de tipos de absorción (para el día, para la noche…).

    940

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoHigiene del bebéMamáConsejos BebésEstoy embarazada

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares