Navidad 2016

Hijos: El orden de nacimiento cuenta

Hijos: El orden de nacimiento cuenta

Hijos: El orden de nacimiento cuenta. ¿Hermano mayor o hermano menor? Lo cierto es que la respuesta puede influir en el carácter y en la personalidad. Dime qué número de hermano eres y te diré cómo eres.

por en Educación de los hijos, Mamá, Consejos Bebés
Última actualización:
    Hijos: El orden de nacimiento cuenta

    Hijos, hermanos… ¿importa el orden de nacimiento? Según los expertos, sí. Ser el hermano mayor o el menor influye en el carácter y la personalidad y, al mismo tiempo, en la educación y el desarrollo.

    ¿Hermano mayor o hermano menor? Puede parecer que no hay diferencias, pero lo cierto es que, y según apuntan muchos expertos, puede haber un abismo entre las personalidades de dos o más hermanos en función de su orden de nacimiento. ¿Influye también en el comportamiento de los padres hacia los hijos? Vamos a ver algunos ejemplos de cómo puede influir en la personalidad y el carácter el orden de nacimiento. Dime qué numero de hijo o hermano eres y te diré quién eres.

    El orden de nacimiento determina el papel que el niño tendrá de la familia. Ser el hermano mayor o el menor puede influir, de manera positiva o negativa, en la personalidad. ¿Qué rasgos distinguen el carácter del hermano mayor, el hermano mediano o el hermano pequeño?

    El hijo mayor, el primero de los hermanos y hermanas, de acuerdo con algunos expertos, y dibujando un perfil genérico, tiene una personalidad particularmente inteligente. No solo fue el primero de la casa, sino que además tuvo la opción de recibir en exclusiva la atención de sus padres, y también de ver sus intentos, miedos y ansiedades como padres primerizos. El hermano mayor suele ser una persona responsable, atenta, perfeccionista y ambiciosa. En ocasiones, pueden sentirse más identificados con sus progenitores, tendiendo por ejemplo a seguir sus pasos en el terreno profesional.

    Recibe menos presión que el hermano mayor, lo que le hace sentirse más libre para experimentar y buscar su lugar en el mundo.

    El segundo hijo, que además tiene un hermano pequeño, suele tener una personalidad flexible, cooperativa y complaciente. Una persona amable, afectuosa, atenta y a la que le gusta estar con sus amigos. Suelen tener buena capacidad de negociación.

    El hermano más pequeño suele ser el más astuto, sabedor de que su encanto le permite ganarse sin problemas la atención y el afecto del resto, incluidos sus hermanos mayores. Más libre e independiente, suelen ser creativos e imaginativos, dotes que les hacen buenos candidatos para las carreras y profesiones artísticas.

    Lógicamente, en este caso se rompe el orden de nacimiento. Pero ser hijo único también influye en el desarrollo de la personalidad. Así, según la opinión de los expertos, los niños que no tienen hermanos suelen ser especialmente maduros e inteligentes, sobre todo por la mayor compañía de los adultos. También suelen mostrarse más seguros de sí mismos, autónomos e independientes.

    También te puede interesar: Cómo negociar con los hijos adolescentes y cuando los hijos comparten habitación: cómo mantener la paz.

    642

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares