Navidad 2016

Hijos que comparten habitación: Cómo mantener la paz

Hijos que comparten habitación: Cómo mantener la paz

Hijos que comparten habitación: cómo mantener la paz. Por elección o por falta de espacio, compartir habitación con un hermano mayor o menor es habitual, pero aunque la convivencia es positiva, de vez en cuando, pueden surgir conflictos. ¿Cómo evitarlos?

por en Educación de los hijos, Mamá, Consejos Bebés, Educación niños
Última actualización:

    hermanos que comparten habitacion

    ¿Cómo mantener la paz cuando los hijos, de distintas o similares edades, comparten habitación? Es la pregunta que se hacen los padres cuando, por elección o por necesidad (falta de espacio) los hijos tienen que compartir el espacio. De entrada, paciencia, porque la convivencia es posible. Vamos a ver algunas claves para resolver los problemas de compartir habitación.


    No siempre es posible, sobre todo por falta de espacio, que cada hijo tenga su habitación. Además, cuando son pequeños, es muy habitual que compartan espacio. Pero, ¿qué sucede cuando compartir habitación se vuelve un problema?, ¿por qué la habitación ha empezado a ser fuente de conflicto entre hermanos? Compartir el dormitorio -espacio, juguetes…- puede ser toda una experiencia.


    A la mayoría de los niños, tal y como señala la doctora Susan Bartell, psicóloga infantil y autora del libro Las 50 preguntas que más hacen los niños, les gusta compartir habitación, un lugar que hacen suyo y diferencian del espacio de sus padres. Pero esto no quiere decir que siempre vaya todo bien, pueden surgir algunos problemas, como los que vamos a ver a continuación.

    • Hora de irse a la cama: Si los hijos que comparten habitación tienen distintas edades, no hay que obligar al mayor a irse a dormir a la misma hora que su hermano más pequeño. Cada niño, en función de su edad, necesita unas horas de sueño. Si adoptamos como hora de irse a la cama la del hijo más pequeño, el mayor puede sentirse resentido. Lo más aconsejable, según la doctora Bartell, es acostar al pequeño y dedicar tiempo al mayor, por ejemplo, leyendo un libro hasta su hora de irse a la cama.

      Siempre es buen momento para estar en familia.

    • El espacio personal de cada uno: Aunque los niños compartan habitación, hay que delimitar los espacios de cada. Así, cada niño debe tener su cama, mesa de estudio, espacio en el armario, sus juguetes, sus cajones, sus estanterías… Es decir, un poco de espacio para cada uno dentro de la habitación. Para que el hermano mayor tenga a salvo sus pertenencias, sobre todo cuando el hermano pequeño todavía no sabe pedir permiso para coger las cosas, es aconsejable habilitarle espacio en un estante o cajón superior, o dejarle guardar sus cosas (sus juguetes, por ejemplo) en un cajón de otra habitación. Si los niños que comparten habitación son de distinto sexo, para preservar su privacidad, es aconsejable enseñarles a cambiarse de ropa en el baño o crear un espacio dentro de la habitación como probador, si es suficientemente grande.
    • Normas para evitar conflictos: Los conflictos por los juguetes o por la ropa suelen ser normales entre hermanos, si bien hay que evitar que vayan a más. Generalmente las discusiones se generan porque uno de ellos ha cogido o tomado prestado algo sin pedir permiso. Para evitar este tipo de conflictos, hay que educar, desde el principio, a los niños en una serie de reglas de convivencia -como pedir prestadas las cosas-, explicándoles bien las consecuencias de saltarse las reglas.
    • Cambiar de una habitación a otra: En más de una familia, cuando llega un nuevo hermanito o cuando alguno de los hermanos mayores se hace mayor, suele ser necesario reordenar la distribución de las habitaciones y decidir quién compartirá el espacio a partir de ahora. Siempre que hagamos un cambio de habitación de los niños, hay que redecorarla y ponerla a su gusto, para que no sientan incómodos con el traslado hasta que la que entonces era la habitación de otro de sus hermanos.

    También te puede interesar: Cómo enseñar a los niños a colaborar en casa y cómo evitar los celos entre hermanos adolescentes.

    813

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáConsejos BebésEducación niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares