Navidad 2016

Hipermetropía en niños: síntomas, causas y tratamiento

Hipermetropía en niños: síntomas, causas y tratamiento

Hipermetropía en niños: síntomas, causas y tratamiento. Es un defecto de la visión que, aunque presenta síntomas, también puede desapercibido. Vamos a ver más detenidamente qué señales nos anticipan el problema y qué hacer.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, Ojos
Última actualización:

    hipermetropia en niños

    La hipermetropía, un trastorno de la visión, es mucho más común en los niños de lo que pensamos, si bien también es cierto que hay casos en los que pasa desapercibida. Vamos a ver más detenidamente los síntomas, causas y tratamiento de la hipermetropía en niños.


    La hipermetropía infantil se manifiesta en los primeros años de vida, aunque en algunos casos, a pesar de los síntomas puede pasar desapercibida. El tratamiento más adecuado para esta deficiencia visual es el uso de gafas, si bien pueden producirse mejores importantes en las etapas de crecimiento de los niños. La hipermetropía, caracterizada por la dificultad para enfocar de cerca, no debe confundirse con el astigmatismo. Vamos a ver más detenidamente en qué consiste la hipermetropía, cuáles son las señales más comunes y el tratamiento más adecuado.


    La hipermetropía es un defecto de refracción y, en concreto, un defecto del foco ocular. Se caracteriza por la dificultad para ver con claridad y para centrarse en las cosas de cerca. Un defecto de la visión en el que se perciben confusamente los objetos próximos por formarse la imagen más allá de la retina. Se debe a un globo ocular demasiado corto. La visión borrosa de cerca, a menudo, también se asocia con una ligera dificultad para centrarse en los objetos situados a distancias más largas.Una insuficiente curvatura de la córnea o la todavía escasa formación del cristalino también pueden estar detrás de la hipermetropía.



    El principal síntoma es la dificultad visual, en concreto para focalizar los objetos a corta distancia. A menudo, este déficit visión cercana solo es desvelado por la aparición de otros síntomas más molestos y genéricos, tales como dolor de cabeza (especialmente en los niños que empiezan a leer y escribir), los ojos enrojecidos, lagrimeo abundante o hipersensibilidad a la luz.


    Si aparece alguno de estos síntomas, debemos acudir con el niño al pediatra y especialista para realizar un examen de los ojos y confirmar o descartar el diagnóstico. Es importante que el niño trate de describir los síntomas que nota. En el caso de hipermetropía, el tratamiento más eficaz implica el uso de gafas, con lentes específicas para la corrección del defecto y en función del número de dioptrías. La hipermetropía es un defecto que puede corregirse a medida que el niño crece. Es decir, pueden recuperar gradualmente la capacidad para enfocar de cerca a medida que crecen, etapas en las que se alarga el globo ocular con la reducción del déficit.

    La hipermetropía es solo de los problemas que pueden darse en los ojos de los más pequeños. Cuidar la salud de los ojos es fundamental, especialmente en las etapas de desarrollo y crecimiento, ya que los problemas de vista también pueden afectar al aprendizaje.

    También te puede interesar: Estrabismo en niños: ¿qué hacer? y el tratamiento recomendado para la miopía infantil.

    693

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáConsejos BebésOjos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares