Navidad 2016

Hipertensión: El papel de las hormonas femeninas

Hipertensión: El papel de las hormonas femeninas

Hipertensión: El papel de las hormonas femeninas. No siempre avisa de su llegada, pero la hipertensión es una enfermedad que podríamos decir que tiene rostro femenino. El motivo es el papel que ejercen las hormonas. Hay dos etapas especialmente en las que debemos vigilar nuestros niveles de tensión arterial, el embarazo y la menopausia.

por en Embarazo, Enfermedades frecuentes, Mamá, Menopausia, Molestias En El Embarazo, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Tensión alta
Última actualización:
    Hipertensión: El papel de las hormonas femeninas

    Hipertensión: El papel de las hormonas femeninas. ¿Tienes hipertensión? Puede pasar inadvertida y tiene la habilidad de presentarse sin síntomas evidentes, a lo que en el caso de las mujeres hay que sumarle el papel, muchas veces desconocido, que ejercen las hormonas. Una influencia directa sobre los niveles de la presión arterial que conviene vigilar especialmente en algunas etapas, como el embarazo o la menopausia.


    La hipertensión es una enfermedad que, podríamos decir, tiene rostro femenino si tenemos en cuenta el papel que pueden ejercer las hormonas en su aparición. Hormonas que, en etapas como el embarazo o la menopausia, pueden influir en los niveles de presión arterial. Son, por tanto, la respuesta a por qué las mujeres somos más vulnerables a padecer hipertensión, un trastorno de la salud que no siempre se presenta acompañado de síntomas, pero que conviene prevenir ya que aumenta los riesgos de problemas cardiovasculares.

    La prevención empieza por conocer los factores de riesgo o momentos en los que podamos ser más vulnerables a padecer hipertensión. Uno de estos momentos, como hemos señalado, es el embarazo, etapa en la que los niveles demasiado altos de presión arterial pueden ser una señal de preeclampsia. Entre las recomendaciones de los especialistas para prevenir la hipertensión durante el embarazo, conviene controlar el aumento de peso y revisar la dieta para adaptarla a las necesidades de este periodo, tanto si el problema de la hipertensión aparece durante el embarazo como si es anterior.

    Otra de las etapas en las que hay que vigilar especialmente la tensión arterial es la menopausia, etapa en la que también pueden aparecer sofocos o riesgo de osteoporosis. El descenso de las hormonas, acompañado en algunos casos de aumento de peso en la menopausia, puede elevar la presión arterial.

    Las hormonas, como se ha constatado, ejercen un papel protector, siendo precisamente a partir de la menopausia cuando la prevalencia de problemas de salud como la hipertensión o patologías cardiovasculares es mayor entre las mujeres.


    Los anticonceptivos hormonales se han venido relacionando durante tiempo con un mayor riesgo de hipertensión. No obstante, tal y como aclaran los especialistas, depende de los niveles de hormonas que incluyan los fármacos anticonceptivos. Dosis que se han reducido mucho, con ello, los riesgos. No obstante, si padecemos hipertensión conviene consultar al médico antes de optar por un anticonceptivo concreto o, al menos, usarlos durante un breve periodo de tiempo.

    Aunque la genética también puede influir, algunos de los principales factores de riesgo de la hipertensión está en nuestra mano el poder controlarlos y prevenirlos. Llevar una vida sedentaria, mantener el hábito del tabaco, llevar una dieta desequilibrada son tres factores que nos hacen candidatos a padecer hipertensión. La dieta, como sabemos, tiene mucho que decir tanto en la prevención como en el tratamiento. Una dieta que, entre otros alimentos esenciales, debe incluir pescado azul (al menos 2-3 veces a la semana), legumbres (2-3 veces a la semana), aceite de oliva, frutos secos y menos sal en los platos.

    664

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoEnfermedades frecuentesMamáMenopausiaMolestias En El EmbarazoPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludTensión alta

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares