Ictericia: Enfermedades bebés recién nacidos

Ictericia: Enfermedades bebés recién nacidos

El cambio de color de la piel que se vuelve de un tono amarillento es el signo más visible de la ictericia en bebés.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Recién Nacido, primeros meses bebé
Última actualización:
    Ictericia: Enfermedades bebés recién nacidos

    ¿Qué es la ictericia?, ¿por qué produce?, ¿cuáles son sus síntomas más visibles? A éstas, y a otras muchas preguntas sobre una afección común de los bebés recién nacidos, vamos a dar respuesta. La ictericia, en términos médicos, se caracteriza por los altos niveles de bilirrubina en la sangre. Un trastorno que provoca un cambio en el color de la piel de los bebés, tornándose amarillenta, así como en la zona conjuntiva de los ojos.

    La ictericia no es una enfermedad en sí, sino un signo que alerta del aumento del nivel de bilirrubina en la sangre y que provoca que el color de la piel y de la parte blanca de los ojos se vuelva amarillento. Pero ¿qué es exactamente la bilirrubina? La bilirrubina es un pigmento de la bilis de color amarillo que resulta de la degradación de la hemoglobina (en su interior se encuentran los glóbulos rojos). Normalmente, en las personas con un buen estado de salud, se producen cada día más o menos 250 miligramos que (en su mayoría) son eliminados del cuerpo a través de las heces.

    Los principales síntomas de la ictericia son el cambio de color de la piel que suele comenzar en la cara y se va extendiendo por por el resto del cuerpo, así como fatiga y falta de apetito. En algunos casos, las heces pueden adquirir una tonalidad blanquecina y la orina tornarse ligeramente marrón.

    Es común en los recién nacidos debido a que durante el estado de gestación la bilirrubina que se produce es eliminada del cuerpo del feto a través de la placenta, para que así pueda ser procesada por el hígado de la madre. Tras el parto será el hígado del bebé el que tendrá que asumir esta función, y especialmente en el caso de partos prematuros puede costarle un poco más de tiempo por inmadurez del hígado.

    Por este motivo es frecuente que los recién nacidos presenten niveles de bilirrubina altos, lo que se llama en términos médicos ictericia fisiológica. Comienza a ser visible entre el segundo y el cuarto día de vida del bebé y desaparece en un par de semanas sin ningún efecto secundario y, por lo general, sin necesidad de un tratamiento.

    Hay otras causas que pueden estar detrás. Así, la denominada ictericia por lactancia se debe a una sustancia en la leche materna que reduce la capacidad del hígado para eliminar la bilirrubina, y la ictericia por incompatibilidad entre la sangre de la mamá y la del niño (se detecta en los análisis prenatales). Asimismo, algunas enfermedades hepáticas o problemas de deshidratación también pueden causar ictericia.

    Cuando la ictericia afecta al recién nacido, si los niveles son de leves a moderados, lo más probable es que el problema remita de manera espontánea en un par de semanas. Si los niveles son altos o los síntomas no desaparecen en el tiempo habitual (y en función también de la edad del bebé), el médico puede prescribir un tratamiento de fototerapia en el hospital que consiste en colocar al bebé en la incubadora bajo luces artificiales de color azul que descomponen la bilirrubina en la piel.

    También te puede interesar: 9 enfermedades comunes en los recién nacidos y todo sobre la prueba del talón en recién nacidos: cuándo y dónde hacerla.

    698

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáRecién Nacidoprimeros meses bebé
     
     
     
     
     
     
    Más populares