Navidad 2016

Ictericia: ¿Por qué ocurre?

Ictericia: ¿Por qué ocurre?

Ictericia: ¿Por qué ocurre? La tonalidad amarilla de piel, mucosas y secreciones es su particularidad más característica. La ictericia, en términos médicos, es un exceso de pigmentos biliares en la sangre debido a un fallo en su eliminación. La ictericia no es una patología en sí, sino la manifestación de un problema del hígado. En el caso de los niños, se da en la mitad de los recién nacidos, si bien cuando los niveles son leves o moderados remite de manera espontánea.

por en Enfermedades bebes y niños, Enfermedades frecuentes, Mamá, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, problemas recién nacido
Última actualización:
    Ictericia: ¿Por qué ocurre?

    Ictericia: ¿Por qué ocurre? Es una consecuencia del aumento de la bilirrubina en la sangre, caracterizada por la tonalidad amarillenta que adquiere la piel y las mucosas. La ictericia no es una patología en sí, sino la principal consecuencia de un problema de salud relacionado con el hígado. Afecta a más de la mitad de los recién nacidos, si bien en los casos en los que los niveles de bilirrubina son leves o moderadas suele remitir de manera espontánea al cabo de varias semanas. En el caso de los adultos, se debe tratar la enfermedad que la provoca.


    La ictericia, en términos médicos, se define como la coloración amarilla de la piel, mucosas y secreciones, producida por la acumulación de pigmentos biliares en la sangre debida un fallo en su eliminación, bien sea por problemas del hígado (hepatitis, cirrosis o trastornos genéticos) o por obstrucción de los conductos biliares. Pero la ictericia también puede ser una consecuencia de trastornos de la sangre, como por ejemplo el exceso de glóbulos rojos. Generalmente, suele venir acompañada de una coloración oscura de la orina, síntoma de que nuestro organismo está eliminando la bilirrubina a través de los riñones.

    Cuando aparece en el niño, en sus primeros días de vida, se conoce como ictericia del recién nacido, un problema que afecta a más de la mitad de los bebés y que puede deberse a diferentes causas.

    Así, podemos señalar la producción de bilirrubina por encima de los niveles normales debido a la inmadurez del hígado, órgano involucrado en la ictericia, la cual no es una patología en sí, sino una consecuencia de las enfermedades relacionadas con él. Otro de los motivos que explican la aparición de ictericia en los bebés es que los intestinos reabsorben una cantidad anormal de bilirrubina antes de poder expulsarla a través de las heces. Aunque en la mayoría de los casos, cuando los niveles son leves o moderados, suele remitir a las pocas semanas, es muy importante controlarlos ya que pueden provocar alteraciones del sistema nervioso. Cuando los niveles son muy elevados aumentan los riesgos de sufrir problemas como sordera o lesiones cerebrales.


    El tratamiento va dirigido a combatir los síntomas de la enfermedad que produce la ictericia, cuya denominación, por cierto, deriva del término griego ikteros que significa amarillo. Así, si es de tipo obstructivo, puede requerir cirugía o endoscopia, mientras que si se trata de hepatitis lo más recomendable es reposo y una dieta adecuada, además de eliminar el consumo de sustancias tóxicas como el alcohol.

    Por su parte, en el caso de los recién nacidos, cuando los niveles de bilirrubina en sangre son elevados, se puede recurrir a la técnica de la fototerapia, la cual consiste en colocar al niño debajo de una lámpara especial que ayuda a reducir y eliminar el exceso de bilirrubina.

    641

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosEnfermedades frecuentesMamáPrevenciónSalud de MujerConsejos Saludproblemas recién nacido

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares