Navidad 2016

Infecciones oído niños: Síntomas de alarma

Infecciones oído niños: Síntomas de alarma

Infecciones oído niños: Síntomas de alarma. Es importante vigilar los oídos de los más pequeños para evitar problemas de desarrollo del lenguaje o dificultades escolares. Las infecciones frecuentes, el sueño inquieto o el llevarse las manos continuamente a la cabeza pueden ser una señal de alarma de que algo no van bien en la salud de los oídos de los más pequeños.

por en Desarrollo y crecimiento del bebé, Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, salud niños
Última actualización:

    problemas oido niños

    Prestar atención a los síntomas de alarma o señales que nos alertan de una posible de infección de oído en los niños es una premisa fundamental para detectarla a tiempo y actuar. De hecho, vigilar el oído en los niños, desde los primeros meses de vida y sobre todo en la edad escolar, no solo es importante para prevenir problemas, sino para evitar un mal desarrollo del lenguaje y otras dificultades escolares. ¿Cuáles son los síntomas más comunes de problemas de oído?, ¿cuándo hay que acudir a la consulta del otorrino?


    Las infecciones de oído, junto a los problemas anatómicos del pie, son una de las dolencias más comunes entre los niños. Y entre los problemas de oído, la más frecuente es la otitis media, una inflamación del oído medio que, según datos médicos, afecta a la mitad de los niños menores de dos niños. Generalmente, está vinculada con una infección de garganta. ¿Qué otros síntomas nos pueden alertar de que estamos ante un problema de oído en los más pequeños? Ante cualquier duda, lo más aconsejable es consultar al médico.


    La falta de atención o exceso de timidez, llevarse con frecuencia las manos a la cabeza, sueño inquieto, supuración del oído y el repetir continuamente ‘¿qué?’ son algunas de las señales que nos pueden advertir de que el niño padece un problema o infección de oído. Las dolencias que afectan al oído pueden derivar en un menor rendimiento escolar y en problemas en el desarrollo del lenguaje. Otras señales que nos alertan son las infecciones de oído recurrentes e, incluso, si nos damos cuenta de que necesita subir el volumen de la tele demasiado.


    A partir de la cuarta semana de embarazo se inicia el desarrollo del órgano de la audición en el feto y finaliza aproximadamente a los dos años de vida.

    Una prueba es que, durante el trimestre de embarazo, la madre puede notar movimientos del feto ante estímulos sonoros. De igual manera, nada más nacer, se le realiza la primera revisión del oído.

    Tal y como señalan los expertos, es a partir de la etapa de la guardería y el colegio cuando más frecuentes son los problemas de oído en los niños. Entre los dos años y los cinco el porcentaje de posibilidades de padecer una infección, apneas del sueño o sordera propiamente dicha es mayor, de ahí la importancia de vigilar el oído de los más pequeños y estar alertas a cualquier señal de una posible dolencia o molestia. Cuando las infecciones son frecuentes, cuando los tratamientos no resultan efectivos o cuando hay que valorar si es necesario algún tipo de tratamiento quirúrgico hay que consultar al otorrino. De esta manera, evitaremos que tenga problemas con el desarrollo del lenguaje y, esto a su vez provoque problemas escolares o de adaptación (dificultades para relacionarse con los demás por timidez).

    Las infecciones de oído pueden aparecer en cualquier época del año, si bien hay que tener especial cuidado con la llegada del otoño y del invierno, meses en los que tanto adultos como niños somos más vulnerables a padecer enfermedades respiratoriasdolor de garganta, resfriados, gripes- que también pueden afectar a la salud de los oídos.

    754

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Desarrollo y crecimiento del bebéEnfermedades bebes y niñosMamáConsejos Bebéssalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares