Inflamación de útero, trompas y ovarios: Causas, síntomas y complicaciones

Inflamación de útero, trompas y ovarios: Causas, síntomas y complicaciones. ¿Pueden inflamarse los tres órganos al mismo tiempo y por las mismas causas? La respuesta es que sí, siendo una de las dolencias más frecuentes y que, además de diagnóstico, exige un tratamiento para evitar posibles complicaciones, entre ellas problemas de fertilidad.

por , il

    ¿Es posible que la inflamación de útero se acompañe de una doble afección en trompas y ovarios? La respuesta es sí, se trata además de una patología más común de lo que se piensa.

    Conocer las causas, síntomas y complicaciones nos ayudará a adelantarnos al diagnóstico que una patología que, cuando afecta a los tres órganos, se conoce como enfermedad inflamatoria pélvica, aludiendo a la zona del cuerpo en la que se encuentran, en la parte inferior de la cavidad abdominal. Vamos a ver más detenidamente cuáles son los factores de riesgo y qué medidas debemos adoptar para combatir los síntomas.

    1.- Útero inflamado, trompas y ovarios

    La inflamación del útero recibe el nombre de endometriosis cuando afecta a la zona interior o cervicitis, cuando se localiza en el cuello uterino. La inflamación de las trompas de Falopio se conoce como salpingitis y la inflamación de ovarios como ooforitis. Cuando afecta a los tres órganos al tiempo estamos ante enfermedad inflamatoria pélvica.

    2.- Causas más comunes de la inflamación del útero

    Se encuentran los microbios, y en concreto el gonococo y la clamidia . Otros gérmenes que también pueden estar implicados son los que se localizan en la vagina que al desplazarse al útero, trompas y ovarios sí pueden causar inflamación. Los microbios también pueden alcanzar a estos tres órganos a través de la circulación sanguínea o linfática.

    3.- Factores de riesgo del útero inflamado

    Estamos ante un trastorno femenino más frecuente en las mujeres jóvenes y entre aquellas mujeres que no han tenido hijos. Otros factores de riesgo son mantener relaciones íntimas con varias parejas sin protección, el tabaquismo, las duchas vaginales y, en algunos casos, el DIU.

    4.-Dolor asociado

    El dolor es el síntoma más característico de esta patología, el cual puede manifestar se forma aguda o intermitente. En el primer caso, el dolor se localiza en el bajo vientre, pudiéndose extender a ambos lados e incrementar su intensidad al caminar. En la mayoría de los casos, el dolor aparece acompañado de la presencia de un flujo con aspecto de pus y pérdidas de sangre.

    5.- Otros síntomas de alarma

    También pueden aparecer episodios de fiebre, náuseas, diarreas, vómitos o molestias al orinar. Cuando el dolor se manifiesta de forma intermitente (pinchazos más o menos intensos) también en presencia de flujo (aunque sin pus), hemorragias genitales y fiebre.

    6.- Complicaciones

    Una de las principales es la esterilidad (obstrucción de las trompas de Falopio), relaciones íntimas dolorosas y dolor crónico en la zona inferior del vientre. El tratamiento consiste en antibióticos específicos para combatir la inflamación. En los casos más graves puede ser necesario extirpar alguno de los órganos afectados.