Navidad 2016

Insomnio infantil: cómo prevenirlo [VÍDEO]

Insomnio infantil: cómo prevenirlo [VÍDEO]

Insomnio infantil, ¿cómo prevenirlo? Los problemas de sueño en el caso de los bebés y los niños suele estar relacionado con unos hábitos incorrectos, como el no tener un horario establecido para irse a la cama o el dormir demasiadas horas durante el día. Con unos sencillos consejos, conseguirás que el sueño no sea un problema y el niño crezca sano y feliz.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Prevención, Salud de Mujer, Consejos, Insomnio, Mente
Última actualización:

    Insomnio infantil: cómo prevenirlo y cómo aprender a reconocer los síntomas. El insomnio puede aparecer en los primeros meses de vida y generalmente es debido a unos hábitos incorrectos. Si el niño duerme mal, se despierta por las noches y le cuesta volver a dormir, durante el día se mostrará irritable, con falta de apetito y falta de atención, algo que incidirá directamente en su rendimiento escolar. El insomnio infantil es un problema frecuente, de hecho, según la Sociedad Española del Sueño, afecta a un tercio de niños y adolescentes.


    Mientras que en el caso de los adultos el insomnio y el estrés suelen ir de la mano, en el caso de los niños suele estar directamente relacionado con hábitos incorrectos de sueño, tales como el dejarles dormir demasiado durante el día o el no tener una hora fija de irse a la cama. Lógicamente, también puede haber una causa psicológica, pero en la mayoría de los casos para prevenir los problemas de sueño basta con enseñarles a dormir.

    Si el bebé o el niño tienen dificultades para descansar y duerme menos horas de las necesarias, además de consultar al pediatra para descartar cualquier otro problema de salud, puedes seguir una serie de consejos que te ayudarán a enseñar al pequeño a adquirir el hábito de dormir bien.

    • Si le cuesta conciliar el sueño, ayúdale con un baño y la lectura de un cuento antes de irse a la cama. Conviértelo en un hábito diario y una forma de pasar tiempo con él.
    • En el caso de los bebés, para ayudarles a dormir y a descansar, es aconsejable darles un masaje.

    • Si les da miedo dormir solos, acostúmbrales a hacerlos con un peluche o dejándoles la luz encendida durante los primeros minutos y mientras concilian el sueño.
    • Es importante establecer un horario de irse a la cama, así como del número de horas. Mientras que los bebes en sus primeros meses duermen una media de 20 horas al día, a medida que vayan creciendo se va reduciendo.
    • Cuando ya son un poco más mayores, evite que antes de irse a la cama pasen horas jugando al ordenador o delante de una pantalla de televisión. Tampoco es nada aconsejable dejarles tomar bebidas estimulantes.
    • La alimentación, como en todo, juega un papel importante. Una alimentación equilibrada, ligera por la noche, les ayudará a dormir. También es importante, cuando ya son niños, que realicen alguna actividad física (llevarlos al parque, realizar alguna actividad deportiva extraescolar…).
    • Es aconsejable vigilar el sueño de los niños para comprobar que no tiene episodios de ronquidos o apneas. En estos casos, consulte al médico.

    Con unas sencillas pautas, conseguirás que los más pequeños duerman sin problemas y crezcan sanos y felices.

    600

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáPrevenciónSalud de MujerConsejosInsomnioMente

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares