Insomnio infantil: Remedios caseros para niños

Remedios para un sueño reparador y para plantar cara al insomnio infantil.

por , il

    Insomnio infantil: Remedios caseros para niños

    El insomnio o los problemas para conciliar el sueño también son cosa de niños. Dormir bien es fundamental a cualquier edad, incluida la infancia, una etapa de crecimiento y desarrollo. Si el niño tiene problemas de sueño conviene identificar la causa que está detrás. Son muchos los factores que pueden interferir en su descanso, entre los que destacan los problemas de reflujo, digestión pesada, nerviosismo, ansiedad o pesadillas nocturnas. También hay que valorar si el niño duerme demasiado durante el día, si ha tomado excitantes (azúcar, fármacos…) o si hay algún factor externo como ruido o exceso de luz que impide que duerma bien. El insomnio puede provocar que se despierte de manera frecuente durante la noche y tenga dificultades para volver a conciliar el sueño. Para ayudar al niño a dormir podemos recurrir a algunos remedios naturales y eficaces.

    Remedios caseros

    Baños, infusiones y otros remedios naturales que tienen en común su efecto relajante para favorecer el descanso sin interrupciones.

    Baño con manzanilla

    Un baño de agua tibia antes de dormir es un buen remedio para que el niño se relaje, sobre todo si notamos que está nervioso o inquieto. Podemos preparar una infusión de manzanilla, con dos cucharadas en un litro de agua hirviendo, y añadir al agua del baño. La manzanilla tiene propiedades relajantes.

    Leche con miel

    Si añadimos a la leche tibia unas gotitas de miel o néctar de abejas reforzamos el efecto relajante que ya de por sí tiene esta bebida en los niños. Esto le ayudará a dormirse más rápido.

    Esencia de lavanda

    Otro remedio para ayudar al niño a dormir es impregnar la almohada o colchón con unas gotas de esencia de lavanda, de efecto relajante favorece un sueño prolongado.

    Infusión de flor de azahar

    Las propiedades relajantes de algunas infusiones las convierten en un buen remedio para mejorar el sueño. Ayudar a dormir mejor es precisamente lo que hace la flor de azahar. Para preparar la infusión añadimos una cucharadita de flor de azahar en una taza de agua caliente. Se puede mezclar con leche de fórmula en polvo si el niño toma el biberón.

    Infusión de valeriana

    Otra de las plantas a las que podemos recurrir cuando el insomnio afecta a los niños es la valeriana. Para su preparación, añadir raíz de valeriana (2 cucharadas) en una taza de agua y dejar hervir durante unos minutos. Enfriar y añadir un chorrito de miel antes de tomar (tomar 20-30 minutos antes de dormir).

    También te puede interesar: ¿Afecta la luna al ciclo de sueño de los niños? y descubre cómo calmar las pesadillas de los niños.