Navidad 2016

Intimidad de pareja: Consejos para recuperar la pasión después de tener hijos

Intimidad de pareja: Consejos para recuperar la pasión después de tener hijos

¿Habéis perdido la pasión? Enciende de nuevo la llama del amor con estos consejos para recuperar la intimidad de pareja tras tener un hijo.

    Intimidad de pareja: Consejos para recuperar la pasión después de tener hijos

    Cuando nos quedamos embarazadas la ilusión en la pareja crece a niveles estratosféricos y es que tener un pequeño en la casa es motivo de alegría y de unión. O eso es lo que pensamos. Lo cierto es que entre el estrés del trabajo, todo el tiempo que dedicamos a nuestro hijo y el cansancio acumulado hace que la relación llegue a enfriarse hasta el punto de sufrir una crisis. Si quieres volver a tener la intimidad de pareja que teníais, toma nota de estos consejos para recuperar la pasión después de tener hijos.

    No es extraño sufrir una crisis de pareja tras el nacimiento de tu primer hijo. De hecho, más del 67% de las parejas la han sufrido durante los 3 primeros años del pequeño, sintiéndose insatisfechos con su relación durante este largo período. Es precisamente cuando te sientes sola, poco apreciada o incomprendida cuando deberás hablar con tu pareja para contarle la situación y ver cómo solucionarlo lo antes posible. Te sorprenderá descubrir que él está en la misma situación que tú.

    Al igual que dedicáis tiempo a vuestro hijo, al trabajo o a las tareas del hogar, deberéis hacer un esfuerzo por buscar un hueco para estar con vuestra pareja. Y no solo eso, sino que lo ideal que es que ambos procuréis sacar tiempo libre para vosotros mismos, para relajaros y descargar estrés. Esto hará que desaparezca la irritabilidad.

    Sabemos que ambos queréis recuperar la pasión inmediatamente, pero todo lleva su tiempo, especialmente cuando ambos os sentís muy desgastados o incluso sufrís el síndrome de Burnout. Tratad de tomároslo con calma para evitar que la frustración vuelva a llamar a vuestra puerta.

    No es conveniente que lo primero que hagáis sea meteros a la cama para recuperar la pasión, de hecho es lo más contraproducente que podéis hacer. Lo mejor es que tratéis de recuperar la compenetración que sentíais antes, y para ello lo ideal es que comencéis con abrazos, caricias, besos o masajes. ¡Hasta las palabras amorosas ayudarán!

    Comenzar desde el principio cuando algo se ha torcido es uno de los remedios más eficaces. Cuando estéis juntos, no olvidéis dejaros llevar tal y como hacíais cuando erais adolescentes. Pasad largas horas charlando, riendo, besándoos o experimentando el uno con el otro. ¡Todo se solucionará antes de lo que crees!

    565

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáMaternidad

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares