Italianos serán multados por postear fotos de sus hijos en redes sociales

Los italianos serán multados a partir de ahora por postear fotos de sus hijos en redes sociales.

por , il

    Italianos serán multados por postear fotos de sus hijos en redes sociales

    Italia abre el camino con una premisa: la protección del menor en las redes sociales, en segundo lugar: acabar con el narcisismo de los padres. Ahora los italianos serán multados por postear fotos de sus hijos en redes sociales.

    Posibles multas a los italianos por postear fotos de sus hijos en redes sociales

    Se está creando una jurisprudencia cada vez más importante en lo que a los niños menores y redes sociales se refiere. Por un lado, porque los padres parecen haber perdido el norte sobre cómo gestionar su presencia en las redes sociales; por otro, porque su imagen digital se convierte en una moneda de cambio y en una causa de separación y divorcio; y por último, que no menos importante, porque padres y madres suben fotos de sus hijos a diario a las redes sociales vulnerando su intimidad.

    Todo ello parece muy complejo, pero el kit de la cuestión es que los derechos de los menores están siendo distorsionados por la tecnología, una tecnología que ellos, bebés y niños pequeños, están todavía muy lejos se usar.

    Las últimas noticias acerca de todo esto vienen del tribunal italiano. El Tribunal de Roma, con una orden de 23 de diciembre de 2017, ha establecido que el juez no solo puede ordenar a los padres la eliminación de imágenes de niños, sino que también serán sancionados con una multa.

    Multas económicas a los italianos por subir fotos de niños en redes sociales

    Todo parece empezar con un niño de 16 años y su solicitud de ayuda contra su madre que lo expuso en las redes sociales sin su consentimiento. El juez ordenó la eliminación de las fotos y vídeos, prohibió publicaciones posteriores y puso la penalización de nada menos que de 10 mil euros en compensación al menor.

    Las redes sociales ya están llenas de fotos de niños menores e incluso de perfiles creados por sus padres; la idea de que los padres contribuyan a esta labor de multiplicación de identidades en las plataformas digitales, va en contra de la intimidad y la privacidad de sus propios hijos.

    La cosa empeora especialmente después de una separación de los padres, los niños acaban siendo, una vez más, moneda de cambio. El nuevo Reglamento general europeo de protección de datos personales, recuerda a los adultos la importancia de educar a los niños y no exponerlos a las redes sociales. Para ello, demos un paso atrás, pensemos las cosas antes de actuar, dejemos de lado el móvil y centrémonos en lo que de verdad importa. No se olviden de pedir disculpas a los hijos siempre que sea necesario.

    También te puede interesar: Nativos digitales: Riesgos de exponer a los niños a la tecnología y Ciencia: Los niños aprenden a través de las emociones