Navidad 2016

La dieta vegetariana durante el embarazo

La dieta vegetariana durante el embarazo

La dieta vegetariana durante el embarazo. ¿Es saludable? Si incluye todos los nutrientes esenciales para asegurar una alimentación sana y adecuada, es perfectamente saludables seguir una dieta vegetariana durante el embarazo.

por en Alimentación Embarazo, Embarazo, Mamá, alimentación sana, Consejos Bebés
Última actualización:

    dieta vegetariana durante embarazo

    Seguir una dieta vegetariana durante el embarazo, ¿es una locura? En absoluto, la opción vegetariana también es saludable, siempre y cuando, lógicamente, se asegure la ingesta de todos los nutrientes necesarios.


    Durante mucho tiempo se consideró incluso arriesgado seguir una dieta vegetariana durante el embarazo, bajo la creencia errónea de que era menos saludable. Sin embargo, la dieta vegetariana, como incluso han constatado diferentes estudios de investigación, puede ser igual de saludable y aportar todos los nutrientes necesarios al organismo. Cuidar la alimentación durante el embarazo es una premisa fundamental, tanto para la salud de la madre como del futuro bebé. Vamos a ver, a continuación, cómo debe ser una dieta vegetariana y saludable.

    Toda dieta durante el embarazo, incluso la vegetariana, debe ser particularmente variada, apostando por las frutas y verduras frescas de temporada. Una opción, en este caso, es tomar verduras cocidas, sobre todo al vapor para preservar mejor las propiedades nutricionales.

    También es aconsejable tomar legumbres y frutos secos, ricos en proteínas y vitaminas. En el caso de los frutos secos, hay que tomarlos en cantidades moderadas, ya que también tienen calorías.

    La carne no es esencial, pero la leche y los huevos sí se consideran dos alimentos esenciales durante el periodo de gestación. La mujer, mientras está embarazada, debe consumir alrededor de 2.000 calorías al día, divididas a partes iguales entre los principales macronutrientes, es decir, entre los hidratos de carbono, proteínas y grasas. A la hora de planificar la dieta, lo ideal durante el embarazo es que esté compuesta por por cuatro porciones diarias de granos (pan, pasta, arroz); seis porciones de legumbres, frutos secos y alimentos ricos en proteínas, como las legumbres, almendras, leche de soja o tofu, por ejemplo; cinco porciones de verduras, repartidas entre los vegetales crudos y cocidos al vapor; dos porciones de fruta fresca (ideal como tentempié a media mañana para evitar el hambre y a media tarde, y también como protagonista del desayuno para empezar bien el día).

    Antes de cada elección de los alimentos, ya se trate de una dieta vegetariana o no, la mujer embarazada debe prestar atención al contenido nutricional de los alimentos. En particular, hay que considerar como esenciales algunos nutrientes, es decir, que no pueden faltar en la dieta: calcio (queso de soja, leche, vegetales de hoja verde, brócoli y almendras, por ejemplo); vitaminas, con especial atención a los del grupo D y B12; hierro, presente en alimentos en legumbres, verduras de hoja verde y frutos secos; ácidos esenciales, como el omega 3.

    También te puede interesar: 7 falsos mitos del embarazo y los beneficios de la dieta vegetariana: reduce la hipertensión, diabetes y síndrome metabólico.

    580

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación EmbarazoEmbarazoMamáalimentación sanaConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares