Navidad 2016

La onicomicosis en niños: cómo curarla

La onicomicosis en niños: cómo curarla

La onicomicosis es una infección de la piel causada por hongos, la cual también puede afectar a los niños. ¿Qué hacer?

por en Consejos prácticos para mamás, Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, Hongos
Última actualización:
    La onicomicosis en niños: cómo curarla

    ¿Cuál es el tratamiento más adecuado para la onicomicosis cuando aparece en los niños? La onicomicosis se definie como una infección de la piel causada por hongos. Aunque podamos pensar que este tipo de infecciones son propias de adultos, lo cierto es que este trastorno también puede darse en niños. Sus síntomas o señales más evidentes son uñas amarillas, gruesas y descamación de la piel. Sin embargo, estamos ante unos síntomas que conviene sean evaluados por el pediatra o dermatólogo para no confundirlos con otra afección o problema de la piel.

    Uno de los motivos que pueden estar detrás de la onicomicosis es el uso de determinado tipo de calzado, en concreto de los zapatos muy cerrados y que pueden favorecer que el pie no transpire bien. De igual manera, los niños, sobre todo en verano, están más expuestos a la infección por el tiempo que pasan en la piscina. ¿Cuáles son los síntomas y cómo curar los hongos en las uñas de los más pequeños?

    La onicomicosis, que afecta más a las uñas de los pies que las manos, se manifiesta por el cambio de coloración, tendiendo a amarillentas, el engrosamiento y la descamación. También pueden aparecer vetas blanquecinas o manchas de color entre marrón y negro.

    En estos casos, el mejor consejo que podemos dar es consultar a un dermatólogo para confirmar o descargar si efectivamente se trata de onicomicosis y de qué tipo de hongo en concreto se trata.

    Por lo general, para los niños, se opta por tratamientos menos invasivos a base de ungüentos y lociones para uso tópico. Se trata de productos que también se encuentran en las farmacias sin receta médica.

    También se recomienda seguir cuidadosamente las instrucciones del médico sobre el tratamiento, porque de lo contrario podría tener consecuencias o no ser efectivo. Mucho cuidado con la automedicación en los niños, es decir, darle sin consultar al médico un determinado medicamento, ya que no todos los fármacos disponibles en el mercado para los adultos también son adecuados para los niños.

    Para mejorar los resultados del tratamiento y prevenir las recaídas, es aconsejable que los niños utilizan zapatos transpirables y calcetines cien por cien algodón, así como mantener los pies secos durante el día. Los hongos, de hecho, proliferan en ambientes húmedos, por tanto, también la sudoración puede ser perjudicial.

    Los niños más vulnerables a padecer onicomicosis son los que tienen el sistema inmune más débil; por lo tanto, para ayudar en la curación, también puede ser útil fortalecer sus defensas ( por ejemplo, tomando jalea real ).

    También te puede interesar: Seguridad de los niños: Precauciones en la piscina y toma nota de los consejos para evitar coger hongos en la piscina.

    601

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásEnfermedades bebes y niñosMamáConsejos BebésHongos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares