Navidad 2016

Lactancia materna: Compaginarla con el trabajo

Lactancia materna: Compaginarla con el trabajo

Lactancia materna: Compaginarla con el trabajo. Aunque durante los primeros meses de maternidad, el bebé requiere toda tu atención y nos puede hacer dudar sobre cómo compaginar la lactancia materna con la vuelta al trabajo, es posible. Además de algunos consejos, seguir dando de mamar es la mejor forma de proteger su salud y, por lo tanto, de evitar que se ponga enfermo más a menudo.

por en Embarazo, Ginecología, Mamá, Salud de Mujer, Consejos Salud, primeros meses bebé, salud niños
Última actualización:
    Lactancia materna: Compaginarla con el trabajo

    Lactancia materna: Compaginarla con el trabajo. La vuelta al trabajo no tiene por qué ser un obstáculo para seguir dando de amamantar al bebé. De hecho, tal y como señalan los expertos, mientras se sigue dando el pecho la madre puede tener la tranquilidad de que el bebé va a estar más protegido ante las afecciones infecciosas, por lo que tiene menos riesgos de ponerse enfermo. Pero hay más ventajas y, sobre todo, respuestas para todas las dudas o preguntas que puedan surgir sobre cómo trabajar y seguir con la lactancia materna.


    Después de dar a luz y del descanso por maternidad, la incorporación al trabajo puede hacernos dudas de si será posible compaginarlo con el seguir amamantándolo. La duda es lógica, ya que durante los primeros meses la dedicación al bebé es plena, las 24 horas del día. Pero, como bien señalan los expertos y las propias madres que han dado el pecho a sus bebés, es posible. La leche materna es el alimento ideal para los niños, la vacuna perfecta y que los médicos y especialistas aconsejan mantener, al menos, hasta los seis meses de vida. Si es el momento de reincorporarse al trabajo, estos son algunos consejos a seguir:

    • Es aconsejable mantener el ritmo de dar el pecho hasta el último día antes de volver al trabajo. Algunas madres optan por ponerse el despertador 20 minutos antes para dar el pecho y, unos minutos justo antes de irse al trabajo, le dan una pequeña toma para tranquilizar al bebé.
    • Al volver del trabajo, conviene dar el pecho sentada o tumbada, y olvidándose de las preocupaciones. Es normal que el bebé pida más veces el pecho por la noche, a la vuelta del trabajo, para ajustar la producción de leche a sus necesidades. Dar el pecho al bebé al volver del trabajo les ayuda a afrontar mejor la separación.
    • Cuando resten unas semanas para volver al trabajo, es aconsejable comenzar a recolectar leche para utilizarla cuando no puedas darle una toma. Tras la toma del bebé, si se nota que el pecho queda cargado, es un buen momento para sacar la leche. El vaciado, tal y como apuntan los especialistas, hará que aumente la producción de leche para la siguiente toma.

      La leche se puede sacar de forma manual o utilizando un sacaleches. Consulta a tu médico para saber cuál es el más recomendable y cómodo. Otras madres que ya están dando el pecho te pueden aportar también buenos consejos.

    • Para sacar la leche, conviene buscar un lugar confortable y hacerlo de manera relajada. Una vez depositada la leche en el envase, se etiqueta y guarda.


    La leche materna se puede conservar un máximo de 48 horas en el frigorífico doméstico y hasta 6 meses en un congelador de frigorífico de dos puertas. Antes de congelar la leche, conviene enfriarla primero en el frigorífico. Una vez descongelada, no se puede volver a congelar. Otras cuestiones a tener en cuenta son:

    • La leche a temperatura ambiente no debe conservarse más de diez horas. Si no vamos a utilizarla en un plazo de 48 horas, lo mejor es guardarla en el congelador.
    • Los envases, etiquétalos por orden. La leche reservada puede venir bien tanto para aquellos momentos en los que la madre está separada de su hijo (por cuestiones laborales o otras circunstancias como puede ser por enfermedad o cansancio).
    • La leche que hemos congelado, antes de utilizarla, es conveniente sacarla la noche anterior y dejarla en el frigorífico. Si no ha sido posible, por falta de tiempo o por olvido, no se debe utilizar el microondas para descongelar la leche, ya que le resta propiedades. Lo mejor es introducir el envase en agua del tiempo, varias veces hasta que la leche se descongele.

    771

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoGinecologíaMamáSalud de MujerConsejos Saludprimeros meses bebésalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares