Navidad 2016

Lactancia materna: el efecto de la cerveza sin alcohol

Lactancia materna: el efecto de la cerveza sin alcohol

Lactancia materna: el efecto de la cerveza sin alcohol. Tomar dos cervezas sin alcohol al día, como suplemento de una dieta sana y equilibrada, resulta beneficioso para las mujeres embarazadas y durante el periodo de lactancia materna. Sus efectos antioxidantes han sido constatados por un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de Valencia.

por en Alimentación, Embarazo, Investigaciones Médicas, Lactancia y destete, Mamá, Salud de Mujer, primeros meses bebé, Radicales libres
Última actualización:
    Lactancia materna: el efecto de la cerveza sin alcohol

    Lactancia materna: el efecto de la cerveza sin alcohol. Tomar dos cervezas sin alcohol al día puede resultar beneficioso para las mujeres embarazadas y para el periodo de lactancia materna. Así lo constata un reciente estudio llevado a cabo por investigadores españoles. Tomar cerveza sin alcohol, en combinación con una dieta sana y equilibrada, aumenta el poder antioxidante y, por tanto, mejora nuestras defensas contra los radicales libres. Un efecto antioxidante que la madre transmite a su hijo a través de la lactancia.


    No es la primera vez que la cerveza es objeto de estudio para valorar sus propiedades. De hecho, tal y como señalan desde el Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética, forma parte de la pirámide de la dieta mediterránea. Su consumo moderado aporta agua a nuestro organismo, así como fibra y vitaminas. Ahora, la cerveza sin alcohol se presenta como un buen aliado para evitar la oxidación de las células en el caso de las mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz. Es la conclusión del estudio realizado por el Hospital Universitario y especialistas de la Universidad de Valencia y en el que han participado 80 mujeres durante un periodo de un mes.

    La mejora de las defensas y, por consiguiente, de la capacidad antioxidante para frenar los radicales libres mejoró hasta en un 30%. Los radicales libres son, entre otros, los causantes del envejecimiento. En el caso de las mujeres en periodo de gestación o lactancia, este poder antioxidante se transmite directamente a los bebés en los primeros meses de vida.

    Los investigadores del estudio sobre el efecto de la cerveza sin alcohol sobre la leche materna también apuntan que la cerveza ha formado parte de la dieta del hombre desde hace más de 5.000 años, conocedores quizá ya de las propiedades antioxidantes que contiene, y sin olvidar, consejos de sabiduría popular como que el tomar cerveza es bueno para producir más cantidad de leche.

    Tomar dos cervezas sin alcohol al día no solo ayuda a ralentizar el descenso de la actividad oxidante durante la lactancia materna (la cual tiene a disminuir a medida que la leche va madurando), sino que aumenta la capacidad de nuestro organismo para protegerse de los radicales libres y reducir el daño en la oxidación celular. Durante la lactancia, la cerveza hará que la leche sea hasta un 30% más rica en antioxidantes.

    La cerveza sin alcohol puede ser un buen suplemento para la dieta de las mujeres en etapas muy especiales de su vida, como la maternidad o la lactancia del bebé. Dar el pecho al recién nacido es la mejor, tal y como subrayan los médicos, de proteger su salud. La leche materna es el alimento más completo para el bebé, el ideal se podría decir, por la enorme cantidad de defensas y nutrientes que le reporta. Ya existen estudios, por cierto, que constatan que la leche materna es la mejor prevención contra el desarrollo de enfermedades como la diabetes infantil o los trastornos cardiovasculares.

    635

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEmbarazoInvestigaciones MédicasLactancia y desteteMamáSalud de Mujerprimeros meses bebéRadicales libres

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares