Lactancia mixta: Qué es, beneficios y consejos

Descubre las ventajas de la lactancia mixta y, en especial, cuándo empezar para que el bebé se adapte con facilidad.

por , il

    Lactancia mixta: Qué es, beneficios y consejos

    La lactancia mixta consiste en alimentar al bebé dándole el pecho y biberones de leche materna o con fórmula infantil. Una alternativa cuando la madre no puede dar el pecho o no tiene suficiente cantidad o no puede dar todas las tomas de leche materna.

    La lactancia mixta también complementa la alimentación del bebé cuando tiene problemas para coger peso, por ejemplo, en el caso de los bebés prematuros.

    ¿Cuándo empezar con la lactancia mixta?

    A partir de los seis meses es lo más recomendado, ya que antes los expertos, incluida la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la Asociación Española de Pediatría, aconsejan alimentar al bebé exclusivamente con leche materna para favorecer su crecimiento, desarrollo y salud.

    Lactancia mixta ventajas

    • La principal ventaja de la lactancia mixta es que otra persona de tu confianza puede dar el biberón al bebé. La lactancia mixta, por ejemplo, permite al padre involucrarse desde los primeros meses de forma más activa en la alimentación del bebé.
    • Garantiza que el bebé gane peso ya que es más fácil controlar la cantidad de leche de cada toma.
    • Permite a las madres planificar las tomas del bebé tras su vuelta al trabajo tras la baja por maternidad.
    • Hace más fácil la lactancia fuera de casa.
    • La lactancia mixta facilita la transición al destete.

    Consejos para la lactancia mixta

    • Introducir la fórmula infantil de manera gradual, para que el intestino del bebé se vaya adaptando al cambio de alimentación y evitando posibles molestias digestivas como estreñimiento, gases o cólicos. De esta manera también se reduce el riesgo de mastitis en la mujer, al dar tiempo al cuerpo para reducir la producción de leche.
    • Los primeros biberones de fórmula infantil es aconsejable dárselos al bebé cuando esté relajado y contento. Las tomas se pueden dar de modo alternativo, una primera de pecho y la segunda de biberón. También está la opción de comenzar la toma dándole el pecho y finalizarla con el biberón.
    • Los bebés, por la facilidad de succión de la tetina, se adaptan fácilmente al biberón, pero conviene extraer la leche materna con ayuda de un sacaleches para algunas tomas.
    • Cuando la madre se reincorpora al trabajo, conviene iniciar la adaptación al biberón unas semanas antes.

    También te puede interesar: Amamantar hijos adoptados: Todo sobre la lactancia inducida en madres adoptivas y descubre todo sobre la ropa de lactancia: mejores modelos para dar el pecho.