Navidad 2016

Lactancia: Técnica Marmet para extraer la leche

Lactancia: Técnica Marmet para extraer la leche

Lactancia: Técnica Marmet para extraer la leche. Es uno de los métodos de extracción manual de la leche que, aunque pueda parecer complicado, con un poco de práctica nos ayudará a recolectar leche y a disponer del alimento del bebé en cualquier circunstancia, sobre todo cuando compaginamos lactancia y trabajo.

por en Alimentación Bebés, Lactancia y destete, Mamá, Consejos Bebés, primeros meses bebé
Última actualización:

    lactancia metodo marmet

    La técnica Marmet es un método para extraer la leche durante la lactancia. Aunque puede parecer difícil al principio, es una técnica sencilla que solo requiere algo de práctica. ¿Cuándo es el mejor momento para la extracción de la leche? Después de dar de mamar al bebé, hay que sacar la leche cuando notemos que el pecho queda cargado. El vaciado del pecho hará que aumente la producción para la siguiente toma. Se puede extraer con un saca-leches, pero hay otros métodos efectivos y recomendables, como es la técnica Marmet, para extraer de manera manual la leche.


    La técnica Marmet es un método que permite recolectar leche para el bebé, muy práctica cuando compaginamos lactancia y trabajo. Esta técnica consta de dos partes. Por un lado, un masaje para poner en marcha el reflejo de bajada de la leche y, por otro, la extracción propiamente dicha. Vamos a ver más detenidamente cuáles son los pasos a seguir para la extracción manual de la leche materna, el alimento perfecto para el bebé al menos durante los primeros seis meses de vida.


    En primer lugar, antes de proceder a la extracción, conviene lavarse bien las manos, sentarse de manera confortable y tener a mano un recipiente limpio a mano para recoger la leche cuando comience a salir del pecho.

    Hay que comenzar dando un suave masaje con las yemas de los dedos, dibujando una espiral a lo largo de todo el pecho, a continuación, frotamos con las yemas de los dedos desde la parte superior del pecho hasta donde se encuentran las zonas productoras de leche, hacia el pezón y alrededor de todo el pecho. Este masaje facilita la secreción de oxitocina. A continuación, cogemos suavemente cada pecho con una mano y los sacudimos a la vez que nos inclinamos hacia delante, la gravedad facilita la salida de la leche.


    Para la extracción, colocamos los dedos pulgar, índice y medio separados del pezón para presionar los senos lácteos (se encuentran a unos dos centímetros y medio del pezón, en la zona donde suele terminar la areola). Situamos el dedo pulgar por encima del pezón y los otros dos dedos por detrás. Presionamos y soltamos los dedos índice y pulgar hacia dentro y hacia fuera de la pared torácica sin que los dedos se separen; hay que evitar que los pechos descansen en las manos. A continuación, hacemos rodar los dedos de manera rítmica sobre la areola exprimiendo el pezón y realizando un movimiento rotatorio con la mano para que se vacíen por igual todos los conductos. Hay que evitar apretar el pecho, deslizar los dedos sobre el pecho y estirar o exprimir el pezón.

    Hay que combinar el masaje (masajear, frotar y sacudir las mamas) con unos 4-5 minutos de extracción. Cuando la leche deje de salir a chorro, volver a masajear y a extraer de nuevo durante otros 4-5 minutos. Sacar la leche necesaria para una toma llevará unos veinte o treinta minutos.


    Para una correcta conservación de la leche materna:

    • A temperatura ambiente 10 horas.
    • En el frigorífico de casa 48 horas.
    • En el congelador del frigorífico de dos puertas 6 meses.
    • La leche hay que enfriarla en el frigorífico antes de congelarse.
    • La leche que se ha descongelado no puede volver a congelarse.

    719

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación BebésLactancia y desteteMamáConsejos Bebésprimeros meses bebé

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares