Navidad 2016

Logopeda: ¿Cuándo recurrir al especialista?

Logopeda: ¿Cuándo recurrir al especialista?

Logopeda: ¿Cuándo recurrir al logopeda? Ciertas señales durante el proceso de aprendizaje del habla y del lenguaje pueden alertarnos de que conviene consultar al especialista. Señales como el alcanzar los 18 meses sin pronunciar ninguna palabra o las dificultades para enlazar frases sencillas a partir de los dos años.

por en Mamá, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, salud niños
Última actualización:
    Logopeda: ¿Cuándo recurrir al especialista?

    Logopeda: ¿Cuándo recurrir al especialista? Cuando los más pequeños de la casa alcanzan aproximadamente los 18 meses y no pronuncian ninguna palabra o cuando a los 24 meses no logran hacer sencillas frases es aconsejable recurrir a un especialista. Un diagnóstico a tiempo de las alteraciones del habla y del lenguaje que puedan derivar en problemas como tartamudez, miedo a hablar o dificultades en escritura y lectura.


    Hay algunas señales en el proceso de aprendizaje del lenguaje que nos advierten de que algo no va bien y que sería aconsejable llevar al niño llevar al logopeda. Cuando el niño a los 18 meses no habla o a los 24 meses no enlaza frases sencillas, incluso cuando no muestra interés por comunicarse con los demás (tanto verbal como gestual), es aconsejable solicitar consejo a un especialista. Seguir una terapia o tratamiento cuando aparecen las primeras señales es la mejor herramienta para prevenir las difluencias en el habla (tartamudez que afecta al ritmo del lenguaje), logofobias (miedo a hablar), dislexias (dificultades con la lectura y la escritura), dislalias (dificultades para articular correctamente las palabras o distorsión de sonidos), discalculias (problemas con el cálculo y las matemáticas) o disfonía (trastorno de la voz que se caracteriza por un alteración del timbre, intensidad o tono de la voz), entre otras. En la mayoría de los diagnósticos, las alteraciones o disfunciones, siguiendo una terapia adecuada, se pueden corregir sin mucha dificultad.

    En ocasiones, para confirmar el diagnóstico también puede ser necesaria una visita al neurólogo y al otorrino, para descartar que pueda existir un trastorno neurológico o un déficit auditivo. De hecho, los problemas de audición o de desarrollo pueden comenzarse a desvelarse en los primeros meses, cuando el bebé comienza a comunicarse a través de los primeros gestos, sonidos o de la mirada.

    Si notamos que el bebé no se muestra comunicativo ni reacciona a nuestros gestos, conviene consultar al especialista.

    Es, como explican los especialistas, entre los 12 y los 24 meses cuando los niños comienzan a desarrollar el lenguaje. En torno a los tres años, si su lenguaje no es fluido, su vocabulario es reducido, recurre a los gestos con excesiva frecuencia, omite sonidos, los sustituye por otros más fáciles de pronunciar o no se le entiende correctamente, hay que consultar al especialista para valorar y diagnosticar las causas de los problemas de expresión y comprensión.


    Tal y como aconsejan los especialistas es importante hablar y cantar a los niños desde pequeños y enseñarles a imitar gestos y sonidos. El hablar con los niños es su forma natural de aprendizaje, introduciendo en la conversación conceptos como los nombres de los alimentos, de las tareas que estamos realizando o de los objetos que tiene alrededor. En torno a los cinco años se considera que el niño ya ha adquirido de manera completa su capacidad de lenguaje.

    No hay que olvidar que el logopeda es uno de los especialistas a los que debemos recurrir consultar en caso de dudas relacionadas con el crecimiento y desarrollo de los más pequeños, al igual que es importante que acudan, a partir de una determinada edad para prevenir problemas de salud, al dentista o al oftalmólogo.

    700

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáPrevenciónSalud de MujerConsejos Saludsalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares