Los mejores museos interactivos de España para niños

Una ruta divertida y didáctica por los museos interactivos de España para los niños.

por , il

    De visita a los museos interactivos de España más divertidos y sorprendentes, una propuesta para aprender con las herramientas más modernas. A lo largo de la geografía encontramos museos en los que descubrir mucho más que tesoros, en una visita que los más pequeños no dudarán en repetir, y menos después de ver las posibilidades que ofrecen. Dentro de las muchas actividades con niños, las visitas a los museos son una alternativa didáctica que despertará su creatividad y curiosidad. ¿Te apuntas a seguir la ruta de los museos interactivos?

    Parque de las Ciencias, Granada

    Las salas interactivas son uno de sus grandes aciertos, como la sala Explora, para los más pequeños. Un espacio increíble para ver, manipular, tocar, jugar, experimentar, con múltiples juegos y actividades que despiertan la curiosidad de los pequeños visitantes. En el desván del museo pueden explorar objetos interesantes y poco comunes para realizar hipótesis sobre su naturaleza, historia, función…

    CosmoCaixa, Barcelona

    CosmoCaixa es el primer museo interactivo de temática científica de España. Entre otras muchas propuestas para los niños, el Planetario burbuja, una actividad de iniciación astronómica; ¡Toca-Toca!, un espacio para ver cómo son y cómo cuidar las zonas mediterráneas, selvas tropicales y desiertos, y sus más singulares pobladores; o el espacio Click, para que los más pequeños disfruten de los descubrimientos científicos a través del juego y la observación.

    Museo del Robot, Madrid

    The Robot Museum, el apasionando mundo de los robots de entretenimiento, con una selección de robots de entretenimiento de ayer y de hoy, así como las réplicas de algunos de los robots más famosos de la historia del cine. Sin duda, a los más pequeños esta experiencia les resultará de lo más divertida.

    Domus, A Coruña

    Domus es el primer museo interactivo dedicado al ser humano. Un espacio didáctico e interactivo, al que se suman los diferentes talleres adaptados a todas las edades. Incluye módulos interactivos sobre genética, inteligencia y evolución.

    La Casa de las Ciencias, A Coruña

    Sin salirnos de Galicia, aquí también encontramos un espacio interactivo que incluye planetarios y diferentes plantas de exposiciones, donde aúnan la actualidad científica y los experimentos físicos. La visita museística en esta ciudad se completaría con el Aquarium Finisterrae, y su sala sumergida en el mar y una exposición con módulos interactivos.

    Museo Blau, Barcelona

    Un espacio dedicado a la historia del planeta, relatada a través de la increíble colección de plantas, fósiles y minerales, entre otros, con mesas interactivas para despertar la curiosidad sobre los detalles más pequeños. Un museo perfecto para recorrer con los niños.

    Museo de la Ciencia, Valladolid

    En este museo, entre otras propuestas, puedes descubrir la sala de la química, la sala del agua o el espacio dedicado a las neuronas, y por supuesto un espacio interactivo con pantallas y juegos audiovisuales.

    El museo de la Ciencia y el Agua, Murcia

    La sala Descubre e Imagina, por ejemplo, está pensada especialmente para los más pequeños. Un espacio para observar, experimentar, explorar y descubrir todos los elementos que se encuentran a su alcance. Además de las actividades específicas para niños, el planetario infantil permite descubrir todo lo que esconde el cielo.