Navidad 2016

Madre sin instinto maternal ¿Es posible?

Madre sin instinto maternal ¿Es posible?

Madre sin instinto maternal ¿Es posible? Hay muchas mujeres que sienten que no están preparadas para ser madres tras dar a luz, y por eso se agobian y piensan que son malas madres.

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, Consejos Bebés
Última actualización:
    Madre sin instinto maternal ¿Es posible?

    Madre sin instinto maternal ¿Es posible? Existen muchas mujeres que, tras haber sido madres sienten que no están preparadas y echan de menos eso que se llama instinto maternal, por lo que pueden llegar a pensar que son malas madres o que no sirven para ello. Pues si este es tu caso no te preocupes, ya que sentir que todo te viene grande es normal cuando nace tu bebé, a no ser que tengas unas cuantas cuidadoras a tu disposición. No tienes tiempo para nada y tu vida gira en torno a ese pequeño ser que ha llegado, dejándote a ti en un segundo plano. Ten paciencia, que las mujeres no nacemos siendo madres, sino que tenemos que aprenderlo con el tiempo.

    Cuando una mujer se convierte en madre, toda su vida da un giro de 180 grados. Si antes te preocupabas por ti misma, ahora debes de hacerlo pero por tu bebé, y eso es algo muy difícil de asimilar para muchas.

    Hay muchas mujeres que tras dar a luz comienzan a buscar por todas partes lo que habitualmente se llama instinto maternal, y son incapaces de encontrarlo, pero eso no significa que sean malas madres, sino que todavía necesitan más tiempo para adaptarse a este cambio tan radical, y para asentar la revolución de hormonas que acaban de sufrir.

    Cuando deseamos tener un hijo todas pensamos en lo que muchas madres nos han dicho a lo largo de nuestra vida, que es lo mejor que te puede pasar, que con un hijo encuentras la felicidad plena y cosas así, pero la realidad y el día a día son muy diferentes y se te pueden presentar muchos obstáculos tales como los gastos del bebé durante el primer año.

    Dependiendo del carácter de cada una, las madres pueden ser muy estrictas, extremadamente permisivas, demasiado protectoras o todo lo contrario, y eso no significa que unas sean mejores que otras, sino que se toman la maternidad de formas diferentes.


    • Es necesario que te conciencies desde el principio de tu embarazo de todo lo que va a suponer la llegada del bebé en tu vida, ya que estamos muy favorecidas, ilusionadas y somos el centro de atención, y a algunas se les olvida que dentro de unos meses llegará un bebé que precisa de muchos cuidados.
    • Vete preparando lo necesario para la llegada tras el parto a casa, como la decoración de la habitación del bebé, la gente que te ayudará o las cosas de las que debes prescindir.
    • Pregunta a tu ginecólogo en las revisiones cualquier duda por muy absurda que te parezca, ya que seguramente ya la haya respondido en muchas ocasiones.
    • No tengas miedo al parto. Muchas mujeres que tienen partos duros sienten rechazo hacia su bebé. Si te pones nerviosa te ayudarán mucho las clases de preparación.
    • No intentes subsanar con tu hijo los errores que creas que haya tenido tu madre contigo, porque seguro que te sorprendes diciendo las mismas cosas que ella.
    • Y por último lo más importante, no te sientas culpable por no sentir el amor absoluto hacia tu bebé desde el primer momento. Todo a su tiempo.

    Esperamos que estos consejos te ayuden a no agobiarte ni preocuparte por no sentir el instinto maternal a pesar de haberte convertido en madre. Tranquila que con el tiempo no podrás vivir sin él.

    728

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares